MercoPress, in English

Martes, 16 de julio de 2019 - 10:23 UTC

 

 

Consuelo para quienes se pierden con mapas digitales móviles

Sábado, 29 de noviembre de 2008 - 09:12 UTC

Perderse en Londres es inevitable. De acuerdo con una investigación encargada por Nokia -el proveedor más grande del mundo de dispositivos móviles con mapas integrados-, hay más personas perdidas en Londres que en cualquier otro lugar del mundo, incluyendo ciudades tales como Bangkok y Beijing, cuyo tamaño es casi el doble del de la capital británica. Pero los brasileños no se quedan muy atrás.

Además de extraviarse y mostrarse reacios a adoptar los dispositivos de navegación, algunos culpan las muchas tareas pendientes y hasta las hormonas.

Esos datos forman parte de un estudio global sobre la navegación - uno de los estudios más grandes que se haya efectuado hasta ahora. El estudio se practicó entre 12.500 personas de 13 países, quienes respondieron preguntas sobre su sentido de dirección y sus hábitos de navegación.

La investigación descubrió que una de cada diez personas (10%) considera imposible navegar en Londres, seguida de cerca por París (9%), Bangkok (5%), Hong Kong (5%) y Beijing (4%), que conforman la lista de las cinco ciudades del planeta más llenas de "personas extraviadas".

Adicionalmente, la investigación mostró incluso que uno de cada tres londinenses da información errada cuando personas no familiarizadas con la ciudad les pide direcciones de tránsito.

En Brasil, por ejemplo, es donde más personas confiesan haber faltado a un compromiso por haber encontrado dificultades para situarse. Cerca del 8% de los entrevistados no logró llegar a una boda, a una cita romántica o a una conmemoración de aniversario de un familiar por ese motivo.

Entre todos los países, el mayor índice de personas que se extravía en el exterior es de 31%, una cifra que también se registró en Brasil.

Uno de los motivos señalados para explicar la desorientación es hacer más de una tarea al mismo tiempo. En esa situación, el 27% declaró no encontrar el camino preciso.

Ante esa dificultad de situarse, el brasileño se muestra paradójicamente reacio a adoptar equipos de navegación móvil. Apenas el 5% dijo que utilizaría ese tipo de dispositivo.

En cuanto a dar información errada a personas extraviadas, el 15% admite hacerlo para parecer más conocedor del lugar.

Más del 25% de las personas entrevistadas globalmente utilizan mapas digitales y herramientas móviles de navegación para encontrar el camino. Más específicamente, el 13% de las personas usa un teléfono móvil como fuente primaria de navegación, una cifra que no pasaba de cero hace algunos años.

El país que presenta el mejor sentido de dirección es Alemania, donde un tercio de los consultados afirma no haberse perdido nunca. Como era de esperar, Alemania es también el país con la mayor dependencia respecto a la navegación satelital: una de cada 10 mujeres del país admite no poder leer un mapa impreso (el doble del número de hombres). Eso muestra que se acerca rápidamente el fin de los mapas tradicionales y de las brújulas, junto con la habilidad de descifrarlos.

Una de cada cinco personas cree que el sentido de dirección es genético y que quienes tienen poco sentido de dirección nacieron simplemente así. De todas formas, tener un buen sentido de dirección parece raro y, a pesar de los grandes avances logrados en mapas en línea y en la navegación móvil, prácticamente todos los encuestados por los investigadores (93%) se pierde incluso regularmente, con un promedio de 13 minutos perdidos por persona.

"Un creciente número de personas se ha sentido cómoda usando las herramientas de navegación en sus celulares o automóviles, y percibe los beneficios directos de esos sistemas en el día a día", declara Fiore Mangone, director de Servicios y software en Nokia de Brasil.

"El usuario puede personalizar la función de navegación en su celular de acuerdo con la ruta que hará y actualizar la información más rápida y fácilmente que con mapas tradicionales. Usted puede habilitar entonces la navegación para que presente los caminos que evitan el tráfico y las calles en mantenimiento - detalles que normalmente causan problemas a la hora de encontrar el camino".

Otros puntos salientes de la investigación:

• El 30% de las personas culpa a su socio por perderse, ya sea por una pelea o por direcciones erradas.

• La dependencia de la tecnología llegó a tal punto que una de cada cuatro personas afirma que no logra encontrar su camino sin un mapa en línea o sin la navegación satelital. Brasil, sin embargo, posee uno de los peores índices, pues apenas 5% afirma usar un dispositivo de navegación móvil.

• Uno de cada 10 españoles considera que el sentido de dirección mejora con la edad.

• Los hombres de India tienen más probabilidad de perderse el nacimiento de sus propios hijos.

• Casi el 25% de los italianos recurre a dispositivos de navegación móvil para encontrar su camino.

• La disculpa más usada por los asiáticos para explicar su extravío es el mal tiempo.

• Uno de cada 10 rusos pide información de tráfico para flirtear con alguien.

 

Categorías: .