MercoPress, in English

Jueves, 18 de abril de 2019 - 17:01 UTC

Méjico: Cae avión y muere el ministro del Interior

Jueves, 6 de noviembre de 2008 - 09:35 UTC

El ministro del Interior mexicano, Juan Camilo Mouriño, y otras 12 personas murieron por la caída de una avioneta sobre una transitada zona de la capital mexicana. “Tenemos 13 cadáveres, se realizan los peritajes con la finalidad de saber si se identifica una mujer más”, dijo la mañana del miércoles a la emisora Televisa el procurador capitalino Miguel Mancera.

El funcionario precisó que nueve de los muertos, incluido Mouriño, viajaban en la avioneta Lear Jet, mientras los otros cuatro fallecieron cuando se trasladaban por la zona del accidente, que ocurrió el martes por la noche muy cerca de la Avenida Reforma, la más importante de la capital.

Mancera dijo que los cuerpos estaban "descuartizados" por la magnitud del desplome del avión ocurrido la tarde del martes, cuando se registraba un gran movimiento de tránsito en una de las ciudades más populosas del mundo.

Otras 40 personas resultaron heridas en el percance originado por la caída del Lear Jet que procedía del estado de San Luis Potosí (centro), donde Mouriño asistió a un acto oficial.

Además de Mouriño, entre los fallecidos figuran José Luis Vasconcelos, asesor en materia de seguridad y ex titular de la agencia especializada en el combate al crimen organizado, un colaborador del secretario, tres funcionarios de prensa y tres miembros de la tripulación.

El gobierno federal desestimó en principio la posibilidad de un atentado, aunque señaló que se investigará hasta agotar todas las alternativas.

"No se han detectado indicios que permitan formular hipótesis diferentes a la de un accidente, pero se investiga hasta agotar todas las posibilidades", dijo este miércoles el ministro de Comunicaciones y Transporte, Luis Téllez.

El funcionario aseguró que el vuelo se realizó "dentro de la norma", desde el momento del despegue hasta su última comunicación con la torre de control, cuando se aproximaba al aeropuerto de Ciudad de México.

Peritos mexicanos, a los que se unirán expertos estadounidenses, analizan las evidencias en el lugar del accidente.

Pocas horas después de la muerte de su principal colaborador, el presidente Felipe Calderón convocó a una reunión de emergencia de su gabinete de seguridad para ordenar una "rigurosa investigación" del accidente aéreo.

"Por la noche (del martes) tuvo lugar una reunión del gabinete de seguridad, en la que se giraron las instrucciones, a fin de que realizara una rigurosa investigación acerca de los hechos", informó este miércoles la Presidencia.

Las autoridades montaron un enorme cerco alrededor de la zona del accidente, que es custodiada por unos 200 policías y efectivos militares, en cuyo radio interno hay varios autos incendiados, así como puestos callejeros de venta de comida, mientras un edificio tiene el frente quemado hasta la séptima planta, constató un fotógrafo de AFP.

Nacido en España, Mouriño, de 37 años, era el hombre más cercano a Calderón y era considerado un hábil negociador para temas vitales para el gobierno.

Como ministro del Interior, Mouriño formaba parte del gabinete de seguridad que se encarga de elaborar las estrategias para combatir la creciente violencia de los cárteles de la droga, que ha dejado 3.800 muertos en lo que va del año.

Varios países expresaron su consternación por la muerte del ministro y destacaron sobre todo su papel en la lucha que emprendió el gobierno mexicano contra el narcotráfico.

Estados Unidos se declaró "consternado" y "entristecido" por el deceso de Mouriño, a quien consideraba un "valiente líder" en la "guerra común" contra el narcotráfico.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, lo describió como "un colaborador y amigo de España", mientras el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger, lo reconoció como un líder "contra el crimen organizado y los cárteles de la droga".

 

Categorías: Política, América Latina.