MercoPress, in English

Viernes, 22 de febrero de 2019 - 22:13 UTC

Reino Unido confirma ayuda humanitaria para venezolanos

Martes, 12 de febrero de 2019 - 22:33 UTC
En Venezuela y en los países vecinos, la asistencia del Reino Unido anunciada el día de hoy contribuirá a responder a las más severas necesidades en materia de salud y alimentación mediante el apoyo a En Venezuela y en los países vecinos, la asistencia del Reino Unido anunciada el día de hoy contribuirá a responder a las más severas necesidades en materia de salud y alimentación mediante el apoyo a

El gobierno del Reino Unido anunció este martes que otorgará 6.5 millones de libras, unos 8.4 millones de dólares, para financiar a las distintas agencias humanitarias que se encuentran en la región asistiendo a personas de origen venezolano dentro y fuera de su país.

El anuncio de £6.5 millones que se hizo el día de hoy constituye una nueva contribución financiera de la reserva de emergencia del Departamento para el Desarrollo Internacional (DFID) del Reino Unido. Este financiamiento apoyará a las agencias humanitarias que se encuentran en la región. Dadas las dificultades que los actores humanitarios ya están enfrentando y la negación de una crisis humanitaria por parte del régimen de Maduro, no revelaremos a quiénes estamos apoyando.

El Reino Unido está proveyendo un paquete de asistencia de emergencia que suministrará nutrientes para niños, vacunas y agua limpia para las comunidades más vulnerables afectadas por la crisis en Venezuela, anunció hoy (12 de febrero) la Secretaria de Desarrollo Internacional del Gobierno británico, Penny Mordaunt.

La hiperinflación en Venezuela está ahora en sus niveles históricos más altos y superó un millón por ciento a finales de 2018. Esto ha llevado a un colapso económico total y a que los ciudadanos venezolanos no puedan permitirse comprar comida o pagar otras necesidades básicas. A medida que la situación continúa deteriorándose, millones de personas no han tenido otra opción que huir a los países vecinos para sobrevivir.

“Estoy profundamente consternada por las horribles escenas de sufrimiento en Venezuela que ha causado la pésima e irresponsable gestión del régimen de Maduro, con familias que han tenido que recurrir a comer comida podrida para intentar sobrevivir. La asistencia del Reino Unido proveerá tratamientos vitales para niños desnutridos, vacunas contra enfermedades mortales y saneamiento del agua”, dijo la Secretaria de Desarrollo Internacional Penny Mordaunt.

“Mientras que el Reino Unido decide actuar para proporcionar asistencia inmediata, todas las partes deben reconocer urgentemente la severidad de la crisis y permitir el acceso sin restricciones a las agencias humanitarias para poner fin a la miseria del pueblo venezolano, al cual acompañamos”.

En Venezuela y en los países vecinos, la asistencia del Reino Unido anunciada el día de hoy contribuirá a responder a las más severas necesidades en materia de salud y alimentación mediante el apoyo a salas de emergencia y pabellones de maternidad, proporcionando vacunas y nutrientes para niños y mejorando la calidad del suministro de agua y su saneamiento.

Así mismo asegurará que la gente que huye de sus hogares tenga acceso a ayuda esencial, incluyendo el suministro de clínicas móviles y a contribuir a satisfacer las necesidades inmediatas de aquellos que son forzados a huir de Venezuela, quienes están en un mayor riesgo de explotación, al ayudar a los inmigrantes con acceso a documentos personales e información sobre cómo acceder a servicios básicos.

Además del apoyo nuevo que se anunció hoy, DFID ya provee financiamiento a nivel global a las organizaciones multilaterales que se encuentran sobre el terreno, incluyendo las Naciones Unidas y el movimiento de la Cruz Roja, quienes están proporcionando apoyo humanitario de emergencia como parte de la respuesta internacional en la región.

El Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF) de la ONU, del cual el Reino Unido fue el mayor donante en 2018, ha asignado un total de USD 26 millones para esta crisis, incluyendo USD 9 millones dentro de Venezuela.