MercoPress, in English

Viernes, 22 de febrero de 2019 - 23:26 UTC

Movilización en Venezuela para pedir a militares permitan el ingreso de ayuda humanitaria

Martes, 12 de febrero de 2019 - 10:51 UTC
Guaidó llamó a manifestaciones en todo el país cuando se celebrará el Día de la Juventud “para enviarle un mensaje” a la Fuerza Armada Guaidó llamó a manifestaciones en todo el país cuando se celebrará el Día de la Juventud “para enviarle un mensaje” a la Fuerza Armada
“Nos movilizaremos en todo el país para lograr la entrada de la ayuda humanitaria que permita atender la crisis”, expresó Juan Guaido “Nos movilizaremos en todo el país para lograr la entrada de la ayuda humanitaria que permita atender la crisis”, expresó Juan Guaido
Alimentos y medicinas enviados por EE.UU. permanecen en un centro de acopio en Cúcuta, Colombia, cerca del puente fronterizo Tienditas, bloqueado por militares Alimentos y medicinas enviados por EE.UU. permanecen en un centro de acopio en Cúcuta, Colombia, cerca del puente fronterizo Tienditas, bloqueado por militares

Los opositores venezolanos, convocados por su líder Juan Guaidó, se alistan para marchar este martes a fin de exigir a los militares que desconozcan la orden del presidente Nicolás Maduro de impedir el ingreso de ayuda humanitaria estadounidense. Guaidó, reconocido por medio centenar de países como mandatario interino, llamó a manifestaciones en todo el país cuando se celebrará el Día de la Juventud “para enviarle un mensaje” a la Fuerza Armada.

“Nos movilizaremos en todo el país para lograr la entrada de la ayuda humanitaria que permita atender la crisis”, expresó el también jefe del Parlamento de mayoría opositora.

Alimentos y medicinas enviados por Estados Unidos permanecen desde el jueves en un centro de acopio en la ciudad de Cúcuta, Colombia, cerca del puente fronterizo Tienditas, bloqueado por militares venezolanos con dos contenedores y una cisterna.

Maduro, quien niega que exista “crisis humanitaria”, rechaza la ayuda por considerarla el inicio de una intervención militar de Estados Unidos, además de un “show político”.

Culpa a sanciones estadounidenses de la escasez de alimentos y medicinas que, junto con la hiperinflación, agobia a los venezolanos. Unos 3 millones emigraron desde 2015, según la ONU, debido a la peor crisis en la historia reciente del país petrolero.

Versiones de prensa señalan que el gobierno envió fuerzas policiales de élite a Táchira, estado fronterizo con Colombia, en vísperas de la marcha.

La movilización opositora también honrará a los fallecidos -unos 40 según la ONU- durante los disturbios ocurridos desde el 21 de enero.

Guaidó se autoproclamó presidente interino el 23 de enero luego que el Parlamento declarara a Maduro “usurpador” por haber sido reelegido en unos comicios cuestionados dentro y fuera de Venezuela.

La asistencia humanitaria concentra esta semana su ofensiva para lograr, según dice, que “cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres”. “Vamos a seguir movilizados para salvar vidas con la ayuda humanitaria”, dijo el opositor.

El vice-primer ministro y ministro del Interior, Matteo Salvini, hombre fuerte del gobierno italiano, abogó este lunes por “elecciones libres” en Venezuela, antes de recibir en Roma a una delegación de Guaidó.

Una conferencia internacional sobre ayuda humanitaria se realizará el jueves en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), con representantes de gobiernos, organismos multilaterales, empresas y ONG.

Unos 90.000 voluntarios, de ellos 9.000 profesionales de salud, se inscribieron para colaborar en la entrada de la asistencia, según el diputado opositor Miguel Pizarro, coordinador del proceso. Guaidó agregó que en los próximos días se abrirán otros centros de acopio en el vecino Brasil y en una isla caribeña por definir.

Tratando de fracturar a la Fuerza Armada, columna vertebral del gobierno, el líder opositor, de 35 años, ha advertido a los militares que impedir la entrada de alimentos y medicinas es un “crimen de lesa humanidad”.

No obstante, la cúpula militar sigue profesando “lealtad absoluta” a Maduro.

El domingo, la Fuerza Armada inició cinco días de ejercicios en todo el país, para enfrentar una eventual invasión de Estados Unidos.

“No habrá imperio que se atreva tocar el territorio de Venezuela”, aseguró el presidente Maduro, quien dice contar con la milicia -civiles entrenados militarmente-, que llegaría a 2 millones en abril. Guaidó advirtió el viernes, en una entrevista que hará “lo necesario” para lograr que “cese la usurpación” y “salvar vidas”, sin descartar que el Parlamento autorice la intervención de una fuerza extranjera.

El gobierno de Donald Trump, con el que Venezuela rompió relaciones por considerar que está detrás de un golpe de Estado, no descarta el uso del ejército en Venezuela.

Estados Unidos propuso al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas un proyecto de resolución sobre Venezuela que pide facilitar la ayuda humanitaria y aboga por unas elecciones presidenciales, pero Rusia se opuso al texto, según fuentes diplomáticas.

Además de Moscú, Maduro cuenta entre sus aliados a Turquía, Irán y China, aunque Beijing -al que Caracas adeuda unos 40.000 millones de dólares- ha dicho que mantiene contactos con todas las partes.

En medio de la crispación no se vislumbra un diálogo, pues Guaidó asegura que el gobierno ha usado antes las negociaciones con la oposición para ganar tiempo.

En tanto, el colapso económico sigue profundizándose. Desde el 28 de abril, Estados Unidos embargará las ventas de petróleo en el mercado norteamericano como parte de sus sanciones al país, cuyo presupuesto depende en un 96% del crudo.