MercoPress, in English

Sábado, 23 de febrero de 2019 - 15:40 UTC

Se profundizan sospechas sobre negocios turbios del senador Flavio Bolsonaro

Viernes, 8 de febrero de 2019 - 09:38 UTC
El senador Bolsonaro ha rechazado reunirse con los fiscales para ser interrogado y elude constantemente las preguntas de la prensa sobre las acusaciones en su contra El senador Bolsonaro ha rechazado reunirse con los fiscales para ser interrogado y elude constantemente las preguntas de la prensa sobre las acusaciones en su contra

El hijo senador del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, enfrenta acusaciones de lavado de dinero relacionadas con al menos dos apartamentos de lujo que compró en Río de Janeiro, según fiscales federales y un informe de prensa aparecido esta semana.

Según consigna la prensa carioca, Flavio Bolsonaro quien acaba de asumir su cargo como senador federal, enfrenta acusaciones de corrupción que están manchando la imagen de ley y orden que su padre utilizó como motor de su campaña presidencial el año pasado.

El senador ha rechazado reunirse con los fiscales para ser interrogado y elude constantemente las preguntas de la prensa sobre las acusaciones en su contra. En una declaración escrita sostuvo que los últimos cargos contra él son infundados y serían desestimados.

A inicios de este mes la corte suprema de Brasil rechazó una apelación de Flavio Bolsonaro para detener una amplia investigación de numerosos pagos sospechosos en efectivo realizados en la cuenta de su ex-chofer Fabricio Queiroz.

El diario O Globo informó el miércoles que accedió a una investigación de la policía federal sobre negocios inmobiliarios que Flavio Bolsonaro llevó a cabo entre 2014 y 2017 y que resultó en un “aumento excepcional” en su patrimonio. El documento de la policía no dio detalles sobre negociaciones ni cantidad de dinero involucrados en la adquisición de los apartamentos.

Ese período es aproximadamente el mismo en que los 7 millones de reales en transacciones sospechosas fluyeron a través de la cuenta bancaria de Queiroz. La oficina de la fiscalía general confirmó que había recibido el caso de la policía federal, pero no dio detalles.

Categorías: Política, Brasil.