MercoPress, in English

Lunes, 18 de febrero de 2019 - 22:24 UTC

Incidente Venezuela/Guyana en aguas bajo disputa y ricas en petróleo

Lunes, 24 de diciembre de 2018 - 12:19 UTC
La cancillería venezolana aseguró que un patrullero divisó el sábado en “aguas jurisdiccionales de Venezuela” a los buques Ramform y Delta Monarch La cancillería venezolana aseguró que un patrullero divisó el sábado en “aguas jurisdiccionales de Venezuela” a los buques Ramform y Delta Monarch

Venezuela acusó este domingo a Guyana de violar su soberanía, al confirmar que la Armada venezolana interceptó dos buques de exploración sísmica que trabajaban para la trasnacional energética estadounidense ExxonMobil, con permiso del gobierno guyanés, en una zona marítima disputada por ambos países.

Denunciando una “flagrante violación” de la “soberanía”, la cancillería venezolana aseguró en un comunicado que un patrullero divisó el sábado en “aguas jurisdiccionales de Venezuela” a los buques Ramform, con bandera de Bahamas, y Delta Monarch, con bandera de Trinidad y Tobago, “ambos contratados por la trasnacional ExxonMobil”, y los obligó a retirarse.

El sábado en la noche, Guyana había denunciado la interceptación del primer navío, lo que calificó como un acto “ilegal, agresivo y hostil”. No hizo referencia al Delta Monarch. La cancillería guyanesa, igualmente, acusó a sus vecinos de “violar” sus aguas territoriales. Sin embargo, Venezuela aseguró haber actuado con “estricto apego a los acuerdos y tratados internacionales”.

El jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada, almirante Remigio Ceballos, felicitó por su parte “la acción veloz y audaz de la Armada” para garantizar el “derecho pleno” del país “sobre aguas marinas y submarinas”. Según la cancillería venezolana, el personal de las embarcaciones alegó tener permiso de Guyana para operar.

“Se procedió a informarles que dicho país no tiene jurisdicción” en el área, “en razón de lo cual levantaron faena y navegaron” hacia “la extensa zona en reclamación”, añadió.

Venezuela reclama soberanía sobre la región del Esequibo, rica en minerales y bosques, que abarca una amplia zona marítima con importantes recursos petroleros. Mientras que Guyana, ex colonia británica, sostiene que los límites fueron establecidos en 1899 por un tribunal de arbitraje. Caracas nunca los reconoció.