MercoPress, in English

Martes, 11 de diciembre de 2018 - 16:32 UTC

Pequeño terremoto sacude Buenos Aires en tiempos el G-20

Viernes, 30 de noviembre de 2018 - 17:36 UTC
Alejandro Giuliano explicó que “los sismógrafos lo detectaron: fue un terremoto pequeño.” Alejandro Giuliano explicó que “los sismógrafos lo detectaron: fue un terremoto pequeño.”

El Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES) de Argentina registró un terremoto con una calificación de 3.8 en la escala de Richter a las 10.27 am del viernes en la ciudad de Buenos Aires y sus alrededores, se informó.

 El temblor de 30 segundos tuvo una profundidad de 25 kilómetros con su epicentro a 32 kilómetros al sur de Buenos Aires y 50 kilómetros al oeste de La Plata y 140 kilómetros al este de Chivilcoy, según los especialistas, quienes coincidieron en que un sucedo tal es en extremo infrecuente en la región.

El director del INPRES, Alejandro Giuliano, explicó que “los sismógrafos lo detectaron: fue un terremoto pequeño”.

Pero mientras algunas personas en las áreas afectadas afirman haberlo sentido, para muchas otras pasó inadvertido. De acuerdo con las publicaciones en las redes sociales, la mayoría de quienes informaron que “la Tierra se movió” procedía de los suburbios del sur y algunas otras pocas de los suburbios del norte, pero no se detectó un impacto significativas en el centro de la ciudad donde se encontraban todos los principales líderes mundiales en un solo lugar.

Buenos Aires se ha convertido en una especie de pueblo fantasma, particularmente en las áreas selladas por el operativo de seguridad debido a la Cumbre del G-20.

El viernes se convirtió en un feriado nacional para que las personas puedan tener un fin de semana largo y mantenerse alejadas de las calles con barricadas donde se requiere identificación y prueba de residencia para circular.

“Sugeriría que todos los que puedan irse el fin de semana lo hagan”, dijo la ministra de seguridad Patricia Bullrich a principios de esta semana. Y fue escuchada.