MercoPress, in English

Domingo, 18 de noviembre de 2018 - 07:55 UTC

Invocaron apoyo a Bolsonaro, y alcanzaron las gobernaciones de Sao Paulo, Rio do Janeiro y Minas Gerais

Miércoles, 31 de octubre de 2018 - 09:12 UTC
En Minas Gerais, otro estado clave, un desconocido salió del anonimato tras su apoyo al ex capitán, y Romeu Zema fue electo gobernador con 70% de los votos En Minas Gerais, otro estado clave, un desconocido salió del anonimato tras su apoyo al ex capitán, y Romeu Zema fue electo gobernador con 70% de los votos

Doce de los 27 gobernadores elegidos en las elecciones brasileñas, incluyendo dos de los ricos estados de Sao Paulo y Río de Janeiro, aprovecharon la ola populista que encumbró a Jair Bolsonaro para conseguir unas victorias que hace unos meses parecían improbables.

El Partido Social Liberal (PSL), formación del Presidente electo de extrema derecha, tendrá por primera vez tres gobernadores: el de Santa Catarina (sur) y los de los estados amazónicos de Roraima (norte) y Rondonia (oeste).

Pero el efecto Bolsonaro se sintió, principalmente, en el rico sudeste, donde candidatos de otros partidos despegaron en los sondeos tras declarar su apoyo público al ex capitán del Ejército.

Uno de los casos más significativos se vivió en Río de Janeiro. Casi desconocido cuando registró su candidatura, Wilson Witzel apenas contaba con el 3% de intenciones de voto en agosto.

Hasta que todo cambió en septiembre, cuando este ex juez federal comenzó a apoyar abiertamente al ultraderechista para los comicios nacionales, llegando incluso a hacer campaña en la calle junto a uno de sus hijos, Flavio Bolsonaro, ahora elegido senador.

En el primer turno, el 7 de octubre, Witzel protagonizó una de las grandes sorpresas de la noche al acabar en primera posición con 39% de los votos, pese a que los últimos sondeos le situaban sólo en tercer lugar, con un magro 12%.

El domingo pasado completó su remontada al lograr la elección con alrededor del 60% de apoyos, superando al ex alcalde de Rio Eduardo Paes. El ahora gobernador electo, de 50 años, no goza sin embargo de la unanimidad entre los próximos a Jair Bolsonaro, quien no quiso apoyarle abiertamente como hizo su hijo.

En Sao Paulo, el estado más rico y poblado del país, Joao Doria también supo aprovechar la ola del ultraderechista para obtener el 52% de los votos en su ajustado duelo con el centro-izquierdista Marcio França.

A este polémico empresario y presentador de televisión le salió bien su apuesta de abandonar a medio mandato la alcaldía de Sao Paulo, menos de dos años después de haberla conquistado en el primer turno al izquierdista Fernando Haddad.

Pese al rechazo explícito de algunos miembros de su partido -el tradicional PSDB (centro-derecha) del ex Presidente Fernando Henrique Cardoso-, Doria declaró su apoyo a Bolsonaro en la misma noche del primer turno.

Su paso adelante le costó ser llamado “traidor” por Geraldo Alckmin, su padrino político y candidato a la presidencia del PSDB, pero fue decisiva para vencer la elección en el tenso balotaje.

En Minas Gerais, el segundo estado más poblado del país, Romeu Zema, del Partido Novo -una formación de derecha surgida en 2015 gracias al apoyo de numerosos empresarios-, salió del anonimato para conquistar la elección con un arrasador 70% de los votos el domingo, gracias a su apoyo a Bolsonaro.

A pesar de todo, el Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), del candidato derrotado a la Presidencia, Fernando Haddad, es la formación que ha conseguido más gobernadores, cuatro, todos en el noreste, feudo electoral del ex Presidente encarcelado Lula da Silva.

Wilson Witzel arrancó con 3% de apoyo y tras confirmar su apoyo a Bolsonaro, y el domingo se transformó en gobernador de Rio con 60% del voto.

En Sao Paulo, Joao Doria se presentó como apadrinado por Alckmin, pero terminó adhiriendo a Bolsonaro, y conquistó la gobernación del estado más rico de Brasil´.

 

Categorías: Política, Brasil.