MercoPress, in English

Domingo, 18 de noviembre de 2018 - 07:45 UTC

Juncker quiere ver al “dictador” venezolano Maduro ante la justicia y aumenta la presión internacional

Viernes, 26 de octubre de 2018 - 09:48 UTC
“No nos gusta esta dictadura”, dijo Juncker. “No nos gusta esta dictadura”, dijo Juncker.

El presidente de la Comisión de la Unión Europea (UE), Jean-Claude Juncker, dijo el miércoles que el gobernante venezolano Nicolás Maduro se ha convertido en “un asunto para el sistema de justicia internacional” y debe “ser llevado ante los tribunales”.

Juncker hizo esas declaraciones después de reunirse en Bruselas con el presidente colombiano Iván Duque, a quien elogió por el papel de su país en la crisis humanitaria.

“No nos gusta esta dictadura”, agregó Juncker.

Las palabras del ex primer ministro de Luxemburgo resonaron un día después de que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijera en Miami dque “el impulso de la protesta ... lo perdió una comunidad internacional que no respaldó ese inmenso esfuerzo ciudadano,” según trascendió.

“Estamos en deuda con Venezuela”, supuestamente admitió Almagro. “Es hora de reconocer nuestras faltas” porque “la comunidad internacional indujo a la oposición venezolana a aceptar un diálogo en el mejor momento del pueblo venezolano había construido para su libertad”, agregó.

Almagro publicó el miércoles en Twitter que: ”Valoramos las palabras de @JunckerEU y @EU_Commission. Tenemos que seguir uniendo fuerzas para llevar a los dictadores de Venezuela a la Corte (Penal Internacional)“.

Consultado sobre una eventual intervención extranjera en Venezuela, Juncker admitió que la UE estaba decidida a ”aislar a la dictadura del Señor Maduro“.

La UE impuso sanciones contra Venezuela en el último año por socavar ”la democracia, el estado de derecho y los derechos humanos“ y mantener ”al país sumido en una crisis política, económica y humanitaria“.

Almagro fue un paso más allá al reconocer que todas las herramientas estaban disponibles para combatir y derrotar al ”crimen organizado representado en regímenes como el de Venezuela“ y advirtió que ”no hacerlo es aumentar el desaliento de una sociedad ... que está frustrada y desolada por la falta de justicia “.

Duque prometió en Bruselas ”continuar denunciando los abusos de la dictadura en Venezuela”.

En Washington, según información publicada en los últimos días, la Casa Blanca ha abierto una ronda de consultas entre sus aliados para poner fin al régimen de Maduro.