MercoPress, in English

Lunes, 19 de noviembre de 2018 - 00:31 UTC

Qatar dispondrá de 20.000 habitaciones en cruceros para la Copa 2022

Lunes, 22 de octubre de 2018 - 08:50 UTC
El grupo hotelero del país, Katara Hospitality, confirmó que 20.000 habitaciones suplementarias serían acondicionadas a bordo de cruceros de aquí a cuatro años El grupo hotelero del país, Katara Hospitality, confirmó que 20.000 habitaciones suplementarias serían acondicionadas a bordo de cruceros de aquí a cuatro años

Qatar podrá albergar a miles de aficionados al fútbol que acudan al Mundial 2022 por encima de los previstos inicialmente, en habitaciones a bordo de barcos cruceros, indicaron los organizadores de la Copa del Mundo. Un responsable del mayor grupo hotelero del país, Katara Hospitality, confirmó este domingo que 20.000 habitaciones suplementarias serían acondicionadas a bordo de cruceros de aquí a cuatro años.

Cerca de 6.000 habitaciones estaban inicialmente previstas en 2015 para albergar a 12.000 aficionados con ocasión del primer Mundial organizado en un país de Oriente Medio. Las autoridades no indicaron el número exacto de aficionados suplementarios que podrían hospedarse a bordo de los barcos, pero cera de 40.000 personas podrían ocupar esos 20.000 camarotes.

“Qatar contará con cerca de 60.000 habitaciones de hotel dispuestas mucho antes de 2022”, declaró recientemente en medios locales, Hamad Abdulla al-Mulla, director general de Katara Hospitality, precisando que 20.000 habitaciones suplementarias serían acondicionadas a bordo de cruceros.

“Eso permitirá alcanzar un mínimo de 80.000 habitaciones necesarias para este evento deportivo de envergadura”, añadió.

Qatar había anunciado que los aficionados podrían asimismo ser alojados en tiendas de campaña, en regiones desérticas cercanas a los estadios, y sueña con poder valerse de la página de internet de Airbnb en 2022.

Cerca de 1,5 millones de turistas se esperan con motivo del Mundial 2022 que se estará jugando a fines de noviembre hasta mediados de diciembre.

Según las primeras estimaciones, la mayoría de los aficionados deberían proceder de países vecinos como Arabia Saudí o Emiratos Árabes. Pero después de la crisis diplomática desencadenada en 2017 entre Catar y sus vecinos liderados por Arabia Saudí, los ciudadanos de estos dos países no pueden entrar en territorio qatarí.