MercoPress, in English

Miércoles, 19 de diciembre de 2018 - 11:39 UTC

La Reina Madre, una “bebedora devota” con clase que llegó a los 101 años

Viernes, 28 de setiembre de 2018 - 10:00 UTC
 Burguess fue quien dijo que la reina madre era una “bebedora devota” y que tenía una “afición por el vino tinto”. Burguess fue quien dijo que la reina madre era una “bebedora devota” y que tenía una “afición por el vino tinto”.

Como una “bebedora devota” ha sido calificada la fallecida reina madre, Isabel Bowes-Lyon, por trabajadores del palacio de Buckingham que dicen hacer conocido de cerca sus hábitos. Y un nuevo libro parece confirmar con más detalles la rutina que tenía con el alcohol.

En el texto “Behind the Throne: A Domestic History of the Royal Household” (detrás del trono: una historia doméstica de la casa real), el historiador Adrian Tinniswood repasa el “constante” consumo de alcohol que tenía la mamá de Isabel II, a través de los testimonios de personas como Margaret Rhodes, sobrina y quien fuera su dama de compañía.

Según Rhodes, Bowes-Lyon comenzaba la degustación de tragos al mediodía, con Dubonnet –aperitivo de vino dulce– y gin. El almuerzo era acompañado por vino y en la tarde, antes de cenar, bebía martini, cerrando la jornada con una copa de champaña. Estos hábitos “jamás variaban”, dijo la ex dama de compañía. “¿Ya estamos en la hora mágica?”.

El secretario privado de la reina madre, Colin Burguess, ya se había referido en el pasado a la rutina que tenía su ex jefa con el alcohol. Y de hecho, a la lista entregada por Rhodes, había sumado un vaso de oporto después de almorzar, un segundo martini antes de la cena; y durante la comida, de vez en cuando, una copa del champán francés Veuve Clicquot. ”(En la tarde) venía el ritual de las 6 pm, considerada la hora más temprana aceptable para un trago en la noche“, relató. ”'Colin, ¿estamos en la hora mágica?', preguntaría invariablemente la reina madre, y yo le haría su martini“.

Burguess fue quien dijo que la reina madre era una ”bebedora devota“ y que tenía una ”afición por el vino tinto“. En sus memorias sobre sus años de servicio con la familia real, ”Behind Palace Doors: My Years with the Queen Mother” (tras las puertas del palacio: mis años con la reina madre), el hombre dijo que entre sus deberes estaba el tener siempre una botella de Dubonnet en los actos oficiales, lista para Bowes-Lyon.

El gusto por los vinos y licores fue heredado por Isabel II, quien igualmente bebe Dubonnet con gin antes de almorzar. Según dijo un ex cocinero de Buckingham en 2017, Darren McGradi, la reina británica finaliza su almuerzo con un poco de chocolate y una copa de vino, y antes de acostarse bebe champaña. Su madre falleció en 2002, a los 101 años, y solo dos meses después de que muriera su hija menor, Margarita (71).