MercoPress, in English

Domingo, 16 de diciembre de 2018 - 02:13 UTC

El supertifón Mangkhut deja más de cien muertos en Filipinas

Lunes, 17 de setiembre de 2018 - 09:54 UTC
Las fuertes inundaciones y los deslizamientos de tierra causados por el más grande tifón del año enterraron la mina y a cuatro depósitos donde vivían los mineros Las fuertes inundaciones y los deslizamientos de tierra causados por el más grande tifón del año enterraron la mina y a cuatro depósitos donde vivían los mineros

Las autoridades filipinas continuaron el domingo con los trabajos de búsqueda y rescate de cerca de 100 personas atrapadas en una mina en Itogon, en el norte del país, sepultadas en barro tras el paso del super tifón Mangkhut el pasado sábado. El alcalde de Itogon, Victorio Palangdan, confirmó a los medios que hasta el momento hay 34 muertos en el lugar, pero se teme que haya entre 40 y 50 personas atrapadas adentro, por lo que la cifra total de víctimas podría alcanzar el centenar.

Las fuertes inundaciones y los deslizamientos de tierra causados por el más grande tifón del año enterraron la mina y a cuatro depósitos donde vivían los mineros, que supuestamente ignoraron las advertencias de la policía antes de la llegada del Mangkhut, según Palangdan.

“Pensaron que el área era segura y la convirtieron en un centro de evacuación para sí mismos. Las autoridades intentaron convencerles para que se fueran pero lo rechazaron”, explicó el alcalde en declaraciones a una radio local. Dos mineros lograron escapar del deslizamiento de tierra arrastrándose por un túnel de la mina, instalación que según las autoridades llevaba cerrada desde 2009, aunque algunos mineros la explotaban de manera ilegal.

Según el último recuento de la Policía Nacional, las víctimas totales que ha dejado Mangkhut en todo el país son al menos 65, aunque no está claro si en ese dato se incluye las 34 víctimas confirmadas dentro de la mina de Itogon o solo algunas. La región más golpeada por Mangkhut ha sido Cordillera, donde se han confirmado 54 fallecidos, la mayoría de ellos por avalanchas de tierra en las montañas.

Según el Centro Nacional de Desastres, unas 220.000 personas siguen evacuadas de sus casas, aunque el organismo, encargado de coordinar las labores de respuesta de emergencias de todas las agencias gubernamentales, no ha confirmado por el momento ninguna muerte por Mangkhut en sus informes diarios.

Cabe recordar que el tifón tocó tierra en Baggao, en la costa nororiental del país, la madrugada del sábado con vientos de hasta 305 kilómetros por hora, lluvias tormentosas y olas de hasta seis metros, aunque en su trayectoria hacia el oeste se fue debilitando y abandonó Filipinas por la noche con vientos de entre 120 y 170 kilómetros por hora.

Categorías: Medio ambiente, Internacional.