MercoPress, in English

Martes, 14 de agosto de 2018 - 17:54 UTC

La Tierra hacia estado duradero y peligroso de invernadero, advierten científicos

Jueves, 9 de agosto de 2018 - 21:52 UTC
Los combustibles fósiles deben reemplazarse por energías de baja o nula emisiones, y deberían crearse más estrategias para absorber las emisiones de carbono Los combustibles fósiles deben reemplazarse por energías de baja o nula emisiones, y deberían crearse más estrategias para absorber las emisiones de carbono
“Es probable que una Tierra Invernadero sea incontrolable y peligrosa para muchos”, dice el artículo de científicos daneses, australianos y alemanes “Es probable que una Tierra Invernadero sea incontrolable y peligrosa para muchos”, dice el artículo de científicos daneses, australianos y alemanes
Para fines de siglo o incluso antes, los ríos se desbordarían, las tormentas causarían estragos en las comunidades costeras y los arrecifes de coral desaparecerían. Para fines de siglo o incluso antes, los ríos se desbordarían, las tormentas causarían estragos en las comunidades costeras y los arrecifes de coral desaparecerían.

El planeta necesita urgentemente una transición a una economía verde porque la contaminación por combustibles fósiles amenaza con empujar a la Tierra hacia un duradero y peligroso estado “invernadero”, advirtieron investigadores.

  Si el hielo polar continúa derritiéndose, los bosques reduciéndose y los gases de efecto invernadero aumentando a nuevos máximos –como ocurre actualmente cada año– la Tierra llegará a un “punto de inflexión”.

Es decir, un punto de daño irreversible para el planeta. Cruzar ese umbral “garantiza un clima de 4-5 grados Celsius mayor que en la era preindustrial, y niveles del mar de entre 10 y 60 metros más altos que hoy”, advirtieron los científicos en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias. Y eso “podría pasar apenas en algunas décadas”, dijeron.

“Es probable que una Tierra Invernadero sea incontrolable y peligrosa para muchos”, dice el artículo realizado por científicos de la Universidad de Copenhague, la Universidad Nacional de Australia y el Instituto de Investigación de Efectos Climáticos de Potsdam, en Alemania.

Para fines de siglo o incluso antes, los ríos se desbordarían, las tormentas causarían estragos en las comunidades costeras y los arrecifes de coral desaparecerían.

El promedio de las temperaturas globales podría exceder el de cualquier período interglaciar -es decir, las épocas más cálidas que se producen entre las Edades del Hielo- de los últimos 1,2 millones de años.

El deshielo polar llevaría a niveles del mar dramáticamente más altos, inundando las tierras costeras que albergan a cientos de millones de personas. “Lugares en la Tierra se volverán inhabitables si la ’Tierra Invernadero’ se convierte en una realidad”, dijo el coautor Johan Rockstrom, director ejecutivo del Stockholm Resilience Center.

Los investigadores sugieren que el punto de inflexión podría producirse una vez que la Tierra se caliente se ubique 2° Celsius por encima de los niveles preindustriales. El planeta ya se ha calentado 1°C respecto de la era preindustrial y se sigue calentando a una velocidad de 0,17°C por década.

“Un calentamiento de 2°C podría activar elementos de inflexión importantes, elevando aún más la temperatura para activar otros elementos de inflexión en una cascada estilo dominó que podría llevar a que la temperatura del sistema de la Tierra se eleve aún más”, dijo el informe.

Esta cascada “podría inclinar todo el sistema de la Tierra hacia un nuevo modo de operación” , dijo el coautor Hans Joachim Schellnhuber, director del Instituto de Investigación de Efectos Climáticos de Potsdam.

Los expertos también están preocupados por otros fenómenos como los incendios forestales, que se propagarán a medida que el planeta se vuelve más caliente y seco y tienen el potencial de acelerar la acumulación de dióxido de carbono y el calentamiento global.

El artículo titulado “Perspectiva” se basa en estudios previamente publicados sobre puntos de inflexión de la Tierra. Los científicos también examinaron condiciones que la Tierra ha experimentado en el pasado lejano, como el período Plioceno hace 5 millones de años, cuando el CO2 estaba en 400 partículas por millón (ppm) como hoy.

Durante el período Cretácico, la era de los dinosaurios hace unos 100 millones de años, los niveles de C02 eran aún más altos alcanzando los 1.000 ppm, en gran parte debido a la actividad volcánica. Afirmar que 2°C es un umbral de no retorno “es nuevo”, dijo Martin Siegert, codirector del Instituto Gratham en el Imperial College de Londres, quien no participó en el estudio. Los autores del estudio “recolectaron ideas y teorías previamente publicadas para presentar una narración sobre cómo ocurriría el cruce de umbral”, dijo. “Es bastante selectivo, pero no descabellado”.

Las personas deben cambiar inmediatamente su estilo de vida para ser mejores tripulantes de la Tierra, dijeron los investigadores. Los combustibles fósiles deben reemplazarse por fuentes de energía de bajas o nulas emisiones, y deberían crearse más estrategias para absorber las emisiones de carbono, como poner fin a la deforestación y plantar árboles para absorber dióxido de carbono.

Dentro de la lista de acciones está la gestión del suelo, mejorar las prácticas agrícolas, la conservación de tierras y costas y las tecnologías de captura del carbono.

Sin embargo, incluso si los humanos dejaran ahora de emitir gases de efecto invernadero, la tendencia actual de calentamiento podría desencadenar otros procesos del sistema Tierra, llamados retroalimentaciones, que conducirían a un calentamiento aún mayor. Esto incluye el deshielo del permafrost, deforestación, la pérdida de la capa de nieve del hemisferio norte, del hielo marino y de las capas de hielo polar.

Los investigadores dicen que no es seguro que la Tierra pueda permanecer estable. “Lo que aún no sabemos es si el sistema climático puede ’estacionarse’ de forma segura cerca de 2°C por encima de los niveles preindustriales, como prevé el Acuerdo de París”, dijo Schellnhuber.