MercoPress, in English

Martes, 14 de agosto de 2018 - 17:54 UTC

Plan de López Obrador “a favor del perdón” levanta fuertes resistencias

Miércoles, 8 de agosto de 2018 - 12:47 UTC
”Sé que aquí hay sed de justicia (...) Diariamente están siendo asesinados, pierden la vida 80 mexicanos”, enfatizó el presidente electo Andrés Manuel López Obrador ”Sé que aquí hay sed de justicia (...) Diariamente están siendo asesinados, pierden la vida 80 mexicanos”, enfatizó el presidente electo Andrés Manuel López Obrador

El presidente electo de México, Andrés López Obrador, inauguró este martes una serie de foros y consultas con víctimas de la violencia con el fin de abrir el camino hacia la pacificación del convulsionado país.

 En lo que seguramente será un largo camino, el futuro mandatario dijo estar “a favor del perdón” y generó el abucheo de gran parte de los presentes, en el evento que tuvo lugar en Ciudad Juárez.

 

”Sé que aquí hay sed de justicia (...) Diariamente están siendo asesinados, pierden la vida 80 mexicanos“, enfatizó en su discurso el presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador.

”¡Quiero justicia para mi hija!“ y ”¡Presentación con vida (de desaparecidos) y castigo a los culpables!“ fueron algunas de las frases que retumbaron con furia y con tristeza en el auditorio de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.

El objetivo de la veintena de foros que concluirán el 24 de octubre en la capital es ”ilustrar el panorama de la victimización por región y por tipo de delito, lo cual servirá para identificar indicadores de los mismos“, expone un documento elaborado por el futuro equipo de seguridad de López Obrador, que asumirá a la presidencia el 1 de diciembre.

La idea es elaborar ”entre todos el plan que garantice la paz y la tranquilidad en el país”, dijo el futuro mandatario mientras los gritos y consignas de algunos asistentes no cesaban.

Para López Obrador la corrupción es el principal problema del país y sus consecuencias más graves son la desigualdad, la pobreza y la violencia. El presidente electo ha esbozado algunos puntos de lo que será su estrategia para combatir la violencia que, según cifras oficiales, ha dejado más 200.000 asesinatos desde 2006, cuando inició la ofensiva militarizada contra el narcotráfico.

Entre las propuestas que ha adelantado para reducir la violencia está la idea de retirar gradualmente a los militares de las calles, depurar a los cuerpos policíacos, debatir la legalización de la siembra y consumo de marihuana con fines lúdicos.

Sin embargo, lo que más impacto ha causado es la intención de impulsar una ley de amnistía, que ha sido cuestionada por políticos de oposición y organizaciones especializadas.

 

Categorías: Política, América Latina.