MercoPress, in English

Lunes, 24 de setiembre de 2018 - 21:53 UTC

Violencia en Nicaragua recrudece y deja en suspenso al diálogo

Martes, 10 de julio de 2018 - 17:13 UTC
En Diriamba, un centenar de seguidores del gobierno del ex Sandinista irrumpieron en la basílica de la ciudad, agrediendo a jerarcas católicos. En Diriamba, un centenar de seguidores del gobierno del ex Sandinista irrumpieron en la basílica de la ciudad, agrediendo a jerarcas católicos.
Para el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, no se puede negociar con ”los representantes de un gobierno que miente y masacra'' Para el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, no se puede negociar con ”los representantes de un gobierno que miente y masacra''

14 vidas se cobró el incremento de la violencia en Nicaragua, que tiene al borde de la ruptura el diálogo para resolver la crisis que deja unos 250 muertos en casi tres meses de protestas contra el presidente Daniel Ortega.

Un día después de que Ortega descartara adelantar las elecciones, fuertes enfrentamientos de antimotines y paramilitares contra manifestantes opositores ocurrieron el domingo en las ciudades de Jinotepe y Diriamba.

En Diriamba, un centenar de seguidores del gobierno del ex sandinista irrumpieron este lunes, encapuchados y armados, en la basílica de la ciudad, agrediendo a jerarcas católicos.

La Iglesia católica, que media entre el gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, planteó adelantar los comicios de 2021 a marzo de 2019 a fin de salir de la turbulencia que envuelve al país desde que estallaron las protestas el 18 de abril.

Pero tras la declaración de Ortega y los hechos de sangre ocurridos en los últimos días, la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) advirtió que valora “seriamente la continuación en el diálogo”, que ha sido suspendido en tres ocasiones desde que inició a mediados de mayo. “Qué sentido tiene continuar con el diálogo, si las calles siguen llenándose de sangre”, aseguró el cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la CEN.

Para el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, no se puede negociar con “los representantes de un gobierno que miente, que no acepta su responsabilidad y continúa atacando y masacrando a la población”.

La oposición llamó a una marcha el próximo jueves y a un paro nacional el viernes, el segundo durante la crisis.

En contraofensiva, el gobierno celebrará el viernes una efeméride previa al 39 aniversario -el 19 de julio- de la revolución sandinista.

Categorías: Política, América Latina.