MercoPress, in English

Martes, 20 de noviembre de 2018 - 21:52 UTC

Brexit es “potencialmente catastrófico” para las Islas Falkland?

Viernes, 6 de julio de 2018 - 07:15 UTC
    Barco pesquero en las aguas de las Falklands - En 2017, todos el calamar loligo importados a España provenían de las Falklands Barco pesquero en las aguas de las Falklands - En 2017, todos el calamar loligo importados a España provenían de las Falklands

El Brexit podría resultar “potencialmente catastrófico” para las Islas Falkland de acuerdo a un reciente artículo en un diario del Reino Unido. Y según se deriva podría tener un impacto muy serio si aranceles elevados son impuestos a los bienes exportados desde las Falklands a la Unión Europea. Pero, cuán duro puede llegar a ser ese golpe?

Según un relevamiento efectuado esta semana por la Editora en Jefe del Penguin News Lisa Watson, entre el sector público y privado a propósito del tema, el empresario de la pesca Stuart Wallace comenzó por explicar que si bien entendía que la expresión “catastrófico” era una exageración, “pensamos que el asunto puede ser muy serio y presentará dificultades financieras y desafíos operativos que serán significativos...”

La industria de la pesca

Pero, qué tipo de desafíos? Se trata de aranceles, ya que al momento no existen para los productos de mar. “El tema central es que ambiente de acceso nos presentará la Unión Europea; por ejemplo en efecto nos aplicará aranceles?

”Productos de origen ajenos a la UE que ingresan a ese mercado normalmente se les aplica un arancel que varía entre el 6% y el 16%, por tanto se puede ver la seriedad del asunto.

“Adicionalmente” explicó Wallace, ”las naves registradas en las Falklands y obligadas a pagar esos aranceles estarían compitiendo en el mercado con pesqueros no registrados en las Falklands que no están sometidos a ese régimen. Operacionalmente existen preguntas referidas al registro de los pesqueros y las calificaciones de sus oficiales: en la actualidad existe un sistema de mutuo reconocimiento de las calificaciones profesionales, que si no llega a estar más disponible, podría resultar extremadamente complicado y enredado.

En cuanto al potencial impacto indirecto sobre las tarifas para las Cuotas de pesca (un gran rubro de contribución para las arcas públicas), Wallace sostuvo que, “las tarifas que se cobran están en relación al valor de la captura y por eso existe el potencial de un impacto con el correr del tiempo”.

Empero Wallace también mostró una actitud positiva afirmando que “estamos determinados a trabajar con el gobierno de las Islas Falkland y nuestros socios internacionales para sobreponernos a cualquier dificultad que pueda emerger y continuar a proveer los productos de mar de las Falklands a nuestros mercados globales”

Otro ejecutivo de la industria, la gerente de Consolidated Fisheries Ltd., Janet Robertson también se sintió incómoda con la sugerencia que el Brexit podría resultar “catastrófico”. En definitiva se trata “de una palabra cargada designada a atraer atención, pero sus implicancias no pueden ser tomadas con liviandad”.

Si se toma en cuenta que en tonelaje, más del 90% de la pesca de las Falklands termina en Europa, y si los aranceles hacen de los productos de mar menos atractivos a los consumidores europeos por razones de costo, las Falklands podrían ver importantes caídas en la recaudación impositiva y en los fondos de desarrollo generados por la industrias de pesca“.

Pero CFL es algo distinto, sostuvo, del momento que ”Europa no es mercado para nosotros y por tanto Brexit no tendrá un impacto directo en nuestras ventas“. Empero en el mundo que vivimos en estos días donde ”todos para uno, y uno para todos“, sin lugar a dudas tendría un efecto para nosotros a largo plazo, particularmente si dependemos de contribuciones de otras empresas de pesca para apoyar el desarrollo de las Islas”.

La industria cárnica

Y qué pasa con las exportaciones de carnes. Penguin News habló con Michael Ledwith quien está al frente de la Falkland Islands Meat Company, FIMCO, (Compañía de carnes de las Falklands).

Ledwith dijo que FIMCO exporta 80% de su producción cárnica al Reino Unido y la UE, el resto se vende localmente y achuras tales como chinchulines, y los cueros de corderos se venden fuera de la UE. Al momento ningún producto que exporta FIMCO genera aranceles. De las exportaciones de carne, el 65% va para el Reino Unido y el resto a países como Francia, España, Bélgica, Dinamarca y Grecia.

“Si como resultado de Brexit, la UE aplicare aranceles a los productos del Reino Unido y es muy probable que por extensión también a las Falklands, debido a lo remoto que son las Islas de nuestros principales mercados, FIMCO paga fletes marítimos muy caros. Normalmente pagamos entre tres y cuatro veces el costo de fletes, comparados a nuestro principal competidor, el cordero de Nueva Zelandia. Cualquier costo adicional que se ponga ya sea en la forma de aranceles, hará de FIMCO mucho menos competitivo en esos mercados”.

Ledwith enfatizó que “si bien no sabe que estructura de aranceles sería impuesta por los países de la UE, aún uno del 10%, excluiría a FIMCO de los mercados de la UE”.

Empero también es cierto que es tan pequeño el volumen en términos mundiales, que exporta FIMCO, que podríamos comerciar toda nuestra producción en el Reino Unido. “Pero asimismo es cierto que gustaría poder acceder a otros mercados donde se pueden obtener precios más altos para ciertos productos, en ciertos momentos, que en el Reino Unido. Esto por supuesto limita nuestro potencial de ingresos y por tanto tiene un impacto en toda la cadena y lo que puede pagar FIMCO a los proveedores de haciendas”.

Ledwith dijo que actualmente FIMCO espera poder restablecer la confianza en la industria de carnes rojas en las Falklands y alentar a los productores rurales a suministrar más ovinos y bovinos en años venideros, pues “retaceando nuestro acceso a otros mercados es contra productivo”.

En cuanto a la palabra “catastrófico” dijo que “es una palabra muy pesada para describir y tampoco pienso sea el enfoque correcto para la industria de la carne en las Falklands, ya que el Reino Unido permanecerá como nuestro mercado más grande”.

“Las Falklands puede que logren negociar fuera del Reino Unido, con la UE, pero no sé si este sería el caso”. El peor escenario sería que la UE impusiera un arancel que hiciera de la carne de las Falklands demasiado cara para competir en países de la UE, y ”por tanto quedaríamos atados a la venta exclusiva al Reino Unido. Y si bien esto podría representar una cierta reducción en los ingresos totales, al principio, FIMCO ya está buscando formas para que esto se transforme en una oportunidad para concentrarse en la punta cara del mercado, nichos especiales, especialmente en el Reino Unido para nuestros corderos. Este esquema se ajusta a la descripción anterior: o sea abriéndonos a otros mercados (fuera de Europa), para nuestra carne ovina, mientras seguimos con la corriente exportadora al Reino Unido“.

Lewith concluyó: ”se me ha informado que no habrá cambios al régimen de aranceles hasta diciembre del 2020 y FIMCO ha comenzado a utilizar este tiempo para explorar posibilidades en que cualquier imposición de aranceles (si es que efectivamente ocurre), sea algo que la industria de la carne de las Falklands puede acompañar y potencialmente llegar a beneficiarse. El mundo es grande y ancho, y debemos tener acceso al mismo“.

La industria lanera

Penguin News preguntó al Director Gerente de Falkland Woolgrowers Ltd, agente de venta de lana de las Falklands, Robert Hall a propósito de un impacto del Brexit para las Islas y su industria lanera.

”Ninguno de nuestros clientes de lanas al momento, anticipa problemas que puedan llegar a penalizar el uso de lana de las Falklands como resultado del Brexit. En la actualidad la lana sucia no está sujeta a aranceles u otras barreras comerciales.

Muchos de los textiles de lana comercializados en Europa precisan de lanas cruza, fina y superfina del hemisferio sur, ya que este tipo de lanas son raramente producidas en Europa y por tanto se espera que este nivel de actividad comercial, en general, continúe“

El impacto de los aranceles

En un paper realizado por la Unidad de Políticas de las Islas, se establece el impacto de los aranceles, y se afirma que ”resulta vitalmente importante que el actual nivel de aranceles y de cuotas de acceso a mercados de la UE sea retenido“, agregando que cualquier cosa menor ”tendría un impacto en detrimento de la economía y en los ingresos del gobierno, dañando la habilidad del gobierno para proporcionar servicios públicos esenciales y de realizar inversiones de infraestructura para el futuro crecimiento de las Islas Falkland”.

El paper continua: si se imponen aranceles, se asumen varios escenarios,

i) Las Islas Falkland perderán presencia de mercado en España para sus productos de pesca, en donde las Islas figuran entre los diez primeros exportadores,
ii) si las Islas Falkland pierden presencia en el mercado de todos los otros miembros de la UE, a no ser España
iii) las exportaciones de productos de pesca en donde las Falklands se encuentran entre los primeros diez exportadores (incluyendo el calamar loligo calamari), se verán decrecer.
iv) esto resultaría en potenciales pérdidas de entre £6 y £9 millones para la industria de pesca de las Falklands

Los productos cárnicos estarían sujetos al acuerdo de Agricultura de la Organización Mundial de Comercio y pasibles de un arancel del 12.8% además de un monto fijo que variaría entre 902 y 3.118 Euros por tonelada, dependiendo del corte. Esto resultaría en una pérdida de presencia de mercado en la UE para las Falklands.

Productos de pesca y cárnicos que ingresan a la UE previo a salir con destino a otro mercado ajeno a la UE, se verían entonces sujetos a una duplicación de aranceles.
Adicionalmente la pérdida de esta exención sería en detrimento de la industria de pesca, aún cuando los aranceles y las cuotas permanecen incambiadas.

Y que pasa con el desarrollo de nuevos mercados?

Según la Unidad de Políticas el desarrollo de nuevos mercados de exportación para productos de pesca fuera de la UE será difícil sin acuerdos comerciales que permiten el acceso en condiciones similares a las que en la actualidad se disfrutan dentro de la Unión Europea. Esto aplica en particular a los mercados del Asia donde la demanda es más fuerte pero la competencia igualmente desafiante, y además existen barreras políticas y arancelarias.

En la situación en que el Reino Unido no pueda alcanzar un “acuerdo” con la UE y abandona Europa en marzo del 2019 sin período de transición o implementación, el sector de pesca de las Falklands requerirá ayuda para adaptarse del Reino Unido, particularmente a corto y mediano plazo.

Diálogo con el Reino Unido

El asesor senior de Políticas, Richard Hyslop admitió al Penguin News que “a esta altura de los acontecimientos no sabemos el desenlace de las negociaciones del Brexit del Reino Unido, y como van a impactar a las Islas Falkland.

Estamos activamente involucrados con el gobierno del Reino Unido y mantenemos una relación de trabajo constructiva”. Es importante mantener la presión para “asegurarse que nuestros temas y preocupaciones están en la primera línea de pensamiento del gobierno del Reino Unido cuando se refiere al Brexit”.

“Tanto los legisladores MLA Teslyn Barkman como MLA Roger Edwards, han estado proactivamente involucrados con ministros, altos jerarcas y otros políticos del Reino Unido y la UE para asegurarnos que los temas y preocupaciones de los sectores de pesca y agricultura de las Islas Falkland son claramente entendidos”.

MLA Teslyn Barkman también enfatizó que era responsabilidad del gobierno de las Falklands subrayar que “en el peor de los escenarios del Brexit, el gobierno del Reino Unido esté al tanto de los detalles necesarios de absorber, previo a dejar la Unión Europea”.

Agregó que “según piensa este gobierno, esos mensajes son entendidos, y continuarán a serlo por el gobierno del Reino Unido, y de esta forma la amenaza en realidad, reduce intensidad”.

Lisa Watson - Stanley

Las Islas Falkland han gozado de una relación especial con la Unión Europea desde que el Reino Unido se integrara en 1973. Este relacionamiento se formalizó en el 2000, con la introducción de la Decisión de Asociación de Ultramar, OAD, que busca promover relaciones económicas con los países y territorios de ultramar.

Como resultado de ello las Falklands se benefician del acceso libre de aranceles y cuotas para sus productos de pesca y cárnicos a la EU. En el 2017, el 94% de las exportaciones de productos de pesca, según peso, tuvieron por destino la UE.

Los productos de pesca capturados y exportados a la UE por la industria de las Falklands se diferencian de esos capturados por la industria del Reino Unido y no compiten con ellos.

La producción de carne es fuente esencial de ingresos para los productores rurales de las Falklands. La mayoría tiene por destino el Reino Unido en tanto la UE de los 27 absorbe el 33% de esa producción. El calamar Loligo es el principal producto de pesca de exportación de las Falklands a la UE, el cual representó el 98% de ventas totales a la UE en el 2017. En ese mismo año todo el Loligo importado por España provino de las Falklands.