MercoPress, in English

Miércoles, 19 de setiembre de 2018 - 18:37 UTC

EE.UU. impide a empresa china acceso al mercado alegando razones de seguridad nacional

Martes, 3 de julio de 2018 - 09:20 UTC
La iniciativa de Trump contra China Mobile se produce en medio de una escalada de las fricciones comerciales entre Washington y Beijing La iniciativa de Trump contra China Mobile se produce en medio de una escalada de las fricciones comerciales entre Washington y Beijing
EE.UU. anticipa imponer aranceles por US$ 34.000 millones a bienes chinos el 6 de julio, medida a la que podría responder el país asiático con sus propios gravámenes EE.UU. anticipa imponer aranceles por US$ 34.000 millones a bienes chinos el 6 de julio, medida a la que podría responder el país asiático con sus propios gravámenes

El gobierno de Estados Unidos actuó el lunes para impedir que China Mobile Ltd ofrezca servicios en el mercado de telecomunicaciones local, recomendando el rechazo de su solicitud aduciendo que la estatal presenta riesgos a la seguridad nacional.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) debería rechazar la petición presentada en 2011 por China Mobile para ofrecer servicios de telecomunicaciones entre Estados Unidos y otros países, indicó la Administración Nacional de Telecomunicaciones eInformación (NTIA) en un comunicado publicado en su página web.

“Tras tratarlo de manera significativa con China Mobile, los temores sobre un aumento de los riesgos para los intereses de las autoridades y la seguridad nacional no pudieron ser resueltos”, señaló el comunicado, que citó a David Redl, secretario asistente de comunicaciones e información en el Departamento de Comercio, del que forma parte la NTIA.

China Mobile es la mayor operadora de telecomunicaciones del mundo con 899 millones de suscriptores.

La iniciativa del Gobierno de Trump contra China Mobile se produce en medio de una escalada de las fricciones comerciales entre Washington y Beijing. Estados Unidos tiene previsto imponer aranceles por 34.000 millones de dólares sobre bienes chinos el 6 de julio, medida a la que podría responder el país asiático con sus propios gravámenes.

Asimismo, ZTE Corp, el segundo mayor fabricante chino de equipos de telecomunicaciones, se vio obligado a parar sus principales operaciones en abril, después de que Estados Unidos le impuso una prohibición de negociar con proveedores locales. La sanción podría ser levantada próximamente, después de que ZTE introdujo cambios en su directorio.

En su recomendación, la NTIA dijo que su evaluación descansa “en gran parte en el historial de actividades de inteligencia y espionaje económico de China contra Estados Unidos, así como el tamaño y los recursos técnicos y financieros de China Mobile”.

Agregó que la firma está “sujeta a explotación, influencia y control por el Gobierno chino” y que su solicitud implica “riesgos sustanciales e inaceptables a la seguridad nacional y al imperio de la ley en el ámbito actual”.