MercoPress, in English

Jueves, 19 de julio de 2018 - 11:28 UTC

Brasil cree que un acuerdo Mercosur/UE no será “tan ambicioso como se esperaba”

Lunes, 2 de julio de 2018 - 08:38 UTC
“Vamos a retomar la negociación técnica el próximo 8 de julio y esperamos tener condiciones de llegar a un acuerdo que no muy ambicioso”, afirmó Aloysio Nunes “Vamos a retomar la negociación técnica el próximo 8 de julio y esperamos tener condiciones de llegar a un acuerdo que no muy ambicioso”, afirmó Aloysio Nunes
La reunión que tendrán los técnicos de ambos bloques entre el 8 y el 13 de julio será la primera tras la Cumbre de jefes de Estado del Mercosur el pasado 18 de junio La reunión que tendrán los técnicos de ambos bloques entre el 8 y el 13 de julio será la primera tras la Cumbre de jefes de Estado del Mercosur el pasado 18 de junio

El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Aloysio Nunes, dijo que los negociadores de la Unión Europea (UE) y el Mercosur volverán a reunirse este mes que se inicia para intentar llegar a un acuerdo de libre comercio entre ambos bloques. A su juicio, el acuerdo no será tan ambicioso como se esperaba.

“Vamos a retomar la negociación técnica el próximo 8 de julio y esperamos tener condiciones de llegar a un acuerdo que no sea muy ambicioso”, afirmó el canciller brasileño en declaraciones que concedió tras participar en un seminario sobre comercio exterior en Río de Janeiro.

De acuerdo con Nunes, lo esperado ahora por el Mercosur es un texto con “una ambición semejante a la de los acuerdos de libre comercio que la Unión Europea negoció con Canadá, con Japón y con México”.

Al referirse a las dificultades de unas negociaciones que se arrastran hace más de 18 años, dijo que llegar a un acuerdo con la Unión Europea exige el consenso de los más de 20 países del bloque. “La Unión Europea es un bicho políticamente extraño. Son muchos países. Hay una comisión que negocia con nosotros y dice hablar en nombre de todos, pero termina hablando a nombre de cada uno”, afirmó. Según el canciller brasileño, los países del Mercosur, por su parte, ya tienen un consenso sobre lo que desean.

La reunión que tendrán los técnicos de ambos bloques entre el 8 y el 13 de julio será la primera tras la Cumbre de jefes de Estado del Mercosur el pasado 18 de junio, en que el mandatario uruguayo, Tabaré Vázquez, asumió la presidencia temporal del bloque con el compromiso de no firmar un acuerdo con la UE a cualquier precio ni perder el tiempo en “negociaciones eternas”.

Vázquez dijo entonces que el bloque no está “dispuesto a firmar un acuerdito” con la UE y recalcó que “no todo depende del Mercosur” al referirse al alargamiento de las negociaciones y a las supuestas resistencias de algunos países europeos para ceder en algunos puntos.

Los presidentes del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) dijeron entonces que había otros mercados a los que el bloque tenía que acercarse, como China, Rusia, Japón y la Alianza del Pacífico (Colombia, Chile, Perú y México).

“Tal vez no alcancemos un acuerdo perfecto pero podemos construir un acuerdo que sea capaz de evolucionar y crecer sobre la base de su éxito. En ningún otro momento estuvimos tan cerca de lograrlo, pero de nada servirá llegar hasta aquí si no somos capaces de concluirlos”, dijo en la misma Cumbre la vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti.

Nunes afirmó que las negociaciones entre el Mercosur y la UE ganaron un nuevo impulso tras las políticas proteccionistas adoptadas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pero que el Mercosur también quiere alcanzar acuerdos con otros países y bloques.

El ministro de Industria y Comercio Exterior de Brasil, Marcos Jorge de Lima, que también participó en el seminario, aseguró que el Mercosur tiene que aprovechar la ventana de oportunidades que se abre hasta agosto, ya que después de ese mes los países europeos se concentrarán en sus asuntos electorales.

“Es importante que podamos avanzar hasta agosto porque hay otros eventos que pueden atrasar un poco la lógica de las negociaciones”, afirmó el ministro, para quien, si la redacción técnica del acuerdo no es concluida hasta entonces, las negociaciones podrán prolongarse hasta finales del año.