MercoPress, in English

Miércoles, 21 de noviembre de 2018 - 03:57 UTC

López Obrador cierra su campaña con un triunfo anticipado

Jueves, 28 de junio de 2018 - 09:58 UTC
Más de 100.000 personas atendieron al cierre de campaña de Andrés Manuel López Obrador en el estadio Azteca Más de 100.000 personas atendieron al cierre de campaña de Andrés Manuel López Obrador en el estadio Azteca
López Obrador, quien lidera las encuestas con un 47% de las intenciones de voto y el 92% de probabilidad de ganar, se muestra como un ejemplo capaz de “cambiar el rumbo” del país. López Obrador, quien lidera las encuestas con un 47% de las intenciones de voto y el 92% de probabilidad de ganar, se muestra como un ejemplo capaz de “cambiar el rumbo” del país.

El candidato Andrés Manuel López Obrador cerró su campaña electoral el pasado miércoles de frente a las elecciones presidenciales del domingo llenando el estadio más grande del mundo un día laborable. El único candidato de la izquierda se roba la atención pública en México y lidera las encuestas con un discurso antisistema y reformador.

Más de 100.000 personas atendieron al cierre de campaña en el estadio Azteca de Ciudad de México en una noche histórica en la que AMLO, después de una carrera de varios años por el poder, se encuentra con un electorado cansado de los partidos tradicionales, la corrupción y la violencia que se ha inmiscuido en la política, dejando incluso 120 candidatos y funcionarios públicos asesinados durante esta campaña electoral.

El candidato izquierdista que lidera las encuestas con un 47 por ciento de las intenciones de voto y el 92 por ciento de probabilidad de ganar se muestra como un ejemplo capaz de “cambiar el rumbo” del país, con un programa electoral que se basa en la lucha contra la corrupción, el fin de los privilegios políticos, el rescate del campo y el fin de la reforma energética.

“He conducido mi vida con rectitud y esa honradez es con la que queremos transformar México”, explicó López Obrador. El candidato de Morena insistió en que esta transformación será pacífica, popular y radical: “Y que nadie se asuste con lo de radical, que viene de raíz, se trata de cambiar el actual régimen desde la base”, advirtió.

Sobre este último punto, ha existido la preocupación de los mercados ante un probable triunfo de AMLO. Sin embargo, ni los mercados ni el peso mexicano deberían ser sacudidos si el candidato izquierdista a la Presidencia de México gana en las elecciones del domingo, como predice la mayoría de sondeos, ya que los participantes han incorporado ese escenario, aseveró Jaime Cortina, director general de operaciones y sistemas de pagos del Banco de México (BdeM).

López Obrador dio su discurso remarcando palabras como “nación”, “pueblo”, “historia” o “cultura”, y es que el ex Jefe de Gobierno de Ciudad de México ha hecho énfasis en el apoyo de los jóvenes durante su intervención: “Lo que son las cosas, soy el candidato de más edad, pero los jóvenes, con su rebeldía, saben que representamos lo nuevo, la modernidad”.

Esta nueva generación vivió un episodio crucial que provocó un descontento social irreversible –que puede romper el esquema bipartidista que se mantiene en México desde hace 77 años– en Setiembre de 2014, cuando el país se conmocionó con la noticia de que 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa habían desaparecido y en los siguientes meses y años el deseo de los mexicanos por el cambio se volvió palpable.

En un país en el que un 43,6% de la población vive en la pobreza y la desigualdad es uno de los principales problemas, un gobierno como el de Andrés Manuel López Obrador podría implementar medidas para solucionarlos o bien clausuraría la posibilidad de que la izquierda vuelva al poder por varios años más. Sin embargo, los gobiernos mexicanos de derecha y centro han ignorado los problemas sociales e iniciaron una guerra contra el crimen organizado que han provocado altos niveles de violencia y la imposibilidad de una transición hacia la paz en zonas prácticamente perdidas por el Estado.