MercoPress, in English

Miércoles, 20 de junio de 2018 - 05:50 UTC

Huelga de camioneros en Brasil comienza a estrangular abastecimiento y exportaciones

Jueves, 24 de mayo de 2018 - 09:19 UTC
La protesta continuaba en los 27 estados a pesar que el gobierno del presidente Temer anunció su intención de reducir los impuestos aplicados a los combustibles La protesta continuaba en los 27 estados a pesar que el gobierno del presidente Temer anunció su intención de reducir los impuestos aplicados a los combustibles
El malestar de los camioneros también ha afectado las operaciones en el puerto de Santos, considerado la mayor terminal de cargas de América Latina El malestar de los camioneros también ha afectado las operaciones en el puerto de Santos, considerado la mayor terminal de cargas de América Latina

La huelga que sindicatos de camioneros iniciaron el pasado lunes en Brasil por los altos precios del diesel se mantenía firme el miércoles y comenzaba a poner en jaque el abastecimiento de productos y los servicios en varias ciudades del país. Aparentemente a última hora se había ordenado a la policía federal que comience a despejar autopistas y caminos.

La protesta continuaba en la mayoría de los 27 estados del país a pesar que el Gobierno del presidente Michel Temer ha anunciado su intención de reducir los impuestos aplicados a los combustibles, a fin de atajar una escalada de precios atribuida al encarecimiento del petróleo en los mercados internacionales.

Los camioneros han estacionado sus vehículos en carreteras de casi todo el país y en algunos casos han bloqueado el tránsito, lo cual se sentía sobre todo en el estado de Sao Paulo, el más poblado, próspero e industrializado.

El malestar de los camioneros también ha afectado las operaciones en el puerto de Santos, en el litoral paulista, considerado la mayor terminal de cargas de América Latina y cuyos accesos había sido bloqueados parcialmente por los manifestantes.

Tanto en Sao Paulo como en Río de Janeiro, dos de las principales ciudades del país, diversas fuentes confirmaron que ha comenzado a escasear combustible en las gasolineras y que sucede lo mismo con otros productos, entre los que se incluyen hasta alimentos. La huelga de los transportistas ha afectado hasta a la empresa de Correos, que hoy suspendió la entrega de encomiendas expresas debido a que no puede garantizar su distribución.

Según la compañía estatal, “los índices operacionales de calidad de la cadena logística” han sido limitados por los bloqueos en las carreteras y el servicio sólo podrá ser retomado una vez que “el tránsito recupere su normalidad”.

El Gobierno, que busca negociar con los sindicatos, ha dicho que alcanzó un acuerdo con el Parlamento para eliminar los impuestos aplicado al diesel y contener el alza de los precios.

Sin embargo, el ministro de Hacienda, Eduardo Guardia, condicionó la decisión y afirmó que los tributos serán suspendidos una vez que el Congreso apruebe una medida para eliminar beneficios fiscales que favorecen a otros sectores, a fin de no afectar la recaudación, pues de otro modo se agravaría el ya elevado déficit fiscal.

Categorías: Economía, Política, Brasil.