MercoPress, in English

Martes, 23 de octubre de 2018 - 01:51 UTC

La temporada de pesca de las Islas Malvinas progresa bien a pesar de las capturas variables

Lunes, 14 de mayo de 2018 - 09:21 UTC
Pesqueros en la rada de Stanley, La zafra del calamar Loligo, concluida el 5 de mayo, logró una captura récord de 43.000 toneladas. (Foto Beauchene Fishing Co.Ltd.)  Pesqueros en la rada de Stanley, La zafra del calamar Loligo, concluida el 5 de mayo, logró una captura récord de 43.000 toneladas. (Foto Beauchene Fishing Co.Ltd.)

La zafra del calamar Loligo en las Islas Falkland que concluyera el pasado 5 de mayo, alcanzó una captura de 43.000 toneladas, la de mayor volumen desde 1995, según informara el Director de Pesca Dr Sasha Arkhipkin. La zafra tuvo que ser extendida por unos pocos días para compensar ya que a su apertura hubo varios días de seria inclemencia climática que impidió a las naves operar.

Según se informó hubo picos de captura en marzo y abril cuando se concentró la mayor extracción, pero hacia fines de la zafra el volumen, y el tamaño del calamar, descendió mucho. Según estimó el científico se trataría del segundo ingreso de la masa de calamares a la zona, los cuales habrá que esperar que maduren y estén prontos para su captura en la segunda zafra que se abre más tarde en el correr del año.

En cuanto a la zafra del calamar Illex, que cierra el próximo 15 de junio, se sigue cumpliendo según programado, aunque el panorama no es tan alentador para los ciento cinco poteros con licencias de las Islas, concentrados en el norte y noreste de la plataforma de las Falklands. Durante las primeras semanas de la zafra del Illex, hubo gran variabilidad en las capturas, con carencia de concentraciones mayores de calamar en alguna área en particular. Así es que el volumen de las capturas se ubica en torno a los 50.000 toneladas.

En definitiva, según el Director de Pesca, se puede decir que las zafras de captura de las distintas especies son positivas, pero algo mezclado en cuanto a los resultados. En definitiva para el gobierno de las Falklands, en pleno proceso de elaboración del presupuesto anual para el próximo ejercicio fiscal, la información es útil pues no habrá necesidad de reembolsar el importe de las licencias por razón de bajas capturas, como ha sucedido en otros ejercicios.

Igualmente en materia de conservación el problema planteado con los lobos marinos el año pasado ha sido en gran parte contenido. En efecto en el 2017, la zafra del Loligo tuvo que ser suspendida en algunas zonas por razón de las capturas colaterales. Ante este problema la industria de las Falklands colaboró con el Departamento de Pesca para asegurarse en minimizar el impacto de esas pérdidas de mamíferos marinos. Una combinación de sistemas de exclusión para los lobos marinos, cuando las capturas de Loligo, y observadores en los pesqueros, financiados por las propias empresas, parecen haber enfrentado el desafío con buen resultado.

En cuanto a la exposición de la industria pesquera en el exterior, las Falklands tuvieron gran resonancia en la Feria de Productos de Mar celebrada en Bruselas a principios de mes, la cual también sirvió también para abordar con los asociados el futuro del acceso de esos productos de empresas de las Islas al mercado europeo una vez concluido el proceso del (CJ) Brexit.

La industria también ve con muy buenos ojos la reanudación de conversaciones científicas relativas a la conservación de recursos marinos en el Atlántico sur, a desarrollarse a partir de este lunes en Buenos Aires entre una delegación argentina y del Reino Unido, que incluye a cuatro representantes de las Falklands.

Categorías: Pesca, Falklands-Malvinas.