MercoPress, in English

Miércoles, 19 de setiembre de 2018 - 05:36 UTC

Sala de Corte Suprema negó en forma unánime excarcelación de Lula

Viernes, 11 de mayo de 2018 - 10:14 UTC
La votación concluyó el jueves, con el pronunciamiento del magistrado Celso de Mello, decano del Supremo La votación concluyó el jueves, con el pronunciamiento del magistrado Celso de Mello, decano del Supremo

La Segunda Sala de la Corte Suprema de Brasil confirmó este jueves un fallo ya configurado el miércoles y negó en forma unánime la ex carcelación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a doce años y preso desde el pasado 7 de abril.

Hasta ahora, cuatro de los cinco miembros de la Segunda Sala ya se habían pronunciado en contra del recurso intentado por la defensa del ex Mandatario, en el cual se alegaba que la orden de prisión se dictó cuando aún restaban posibles apelaciones.

La votación concluyó el jueves, con el pronunciamiento del magistrado Celso de Mello, decano del Supremo, quien siguió la misma línea que habían adoptado los jueces Edson Fachin, José Antonio Dias Toffoli, Gilmar Mendes y Ricardo Lewandowski.

Según la opinión unánime, el recurso no cabía pues el pleno de once miembros del tribunal ya se había manifestado en ese mismo sentido sobre el asunto, un día antes de que fuera ordenado el encarcelamiento de Lula.

En esa oportunidad, el pleno negó por seis votos frente a cinco un recurso de “habeas corpus” en el que la defensa esgrimía, para tratar de impedir la prisión, el mismo argumento que volvió a ser desestimado ahora en la Segunda Sala del tribunal.

Lula fue condenado en julio del año pasado a 9 años y 6 meses de prisión por corrupción pasiva y lavado de dinero y la pena luego fue ampliada a doce años y un mes por un tribunal de segunda instancia. Las acusaciones se refieren a un apartamento que, de acuerdo a la Justicia, el expresidente recibió a modo de soborno de la vasta red de corrupción descubierta por la operación Lava Jato, que detectó multimillonarias irregularidades en la estatal Petrobras.

A pesar que está en prisión, y todavía con seis causas penales pendientes en los tribunales, el Partido de los Trabajadores (PT) ha ratificado a Lula como su candidato para las elecciones de octubre próximo, en las que los brasileños elegirán un nuevo presidente.

Hasta ahora, el exmandatario encabeza las encuestas de opinión, pero el hecho de tener una condena por corrupción ratificada ya en una segunda instancia impediría su candidatura, de acuerdo a la ley electoral en vigor en el país.

La única esperanza de Lula para salir de la cárcel reside en una posible alteración de la jurisprudencia que permite que un condenado en segunda instancia comience a cumplir la pena, aún cuando resten apelaciones en tribunales superiores, como es su caso. En ese sentido, existen presiones tanto sobre la Corte Suprema como contra el Parlamento, pero hasta ahora no han prosperado y la posibilidad de que haya un cambio en los próximos meses es cada vez más remota, por lo que todo apunta a que Lula seguirá en prisión una vez que empiece la campaña electoral, en agosto próximo.

Categorías: Política, Brasil.