MercoPress, in English

Sábado, 22 de setiembre de 2018 - 07:00 UTC

Tercera suba consecutiva del dólar en Uruguay; Astori hace votos para que situación argentina se supere

Jueves, 10 de mayo de 2018 - 09:26 UTC
Es la tercera suba consecutiva del dólar y la décima en las últimas 11 jornadas bancarias. A su vez, alcanzó el mayor valor desde el 7 de julio de 2016. Foto: Sebastián Astorga Es la tercera suba consecutiva del dólar y la décima en las últimas 11 jornadas bancarias. A su vez, alcanzó el mayor valor desde el 7 de julio de 2016. Foto: Sebastián Astorga
El ministro enfatizó que el “orden macroeconómico es fundamental” para que un país no debe atravesar por las turbulencias de la vecina orilla. El ministro enfatizó que el “orden macroeconómico es fundamental” para que un país no debe atravesar por las turbulencias de la vecina orilla.

El dólar interbancario en Uruguay cerró el miércoles a un precio promedio de $ 30,455 con un incremento de 1,66% respecto a la jornada anterior (cuando había sido $ 29,959 la cotización de cierre). Es la tercera suba consecutiva del billete verde y la décima en las últimas 11 jornadas bancarias. A su vez, alcanzó el mayor valor desde el 7 de julio de 2016.

Buscando despejar cualquier efecto contagio o paralelismo sobre lo ocurrido en la última gran crisis de 2002, el ministro uruguayo de Economía Danilo Astori transmitió tranquilidad: “Uruguay está bien parado frente a una situación de este tipo. Y, por lo tanto, no cabe esperar ningún efecto desequilibrante sobre Uruguay a partir de la situación que está viviendo Argentina”, aseveró anoche en rueda de prensa.

El jerarca aprovechó la oportunidad para citar que el caso argentino debe ser tomado como un “ejemplo” para Uruguay porque el “orden macroeconómico es fundamental” para que un país no debe atravesar por las turbulencias de la vecina orilla.

Por su parte Pablo Rosselli, socio de la consultora Deloitte Pablo Rosselli declaró que la situación en Argentina tendrá efectos adversos en el turismo para lo que resta del año y “probablemente” en la próxima temporada, en un contexto donde además está el riesgo de un peor desempeño de la economía del vecino país.

También podría esperarse algunos efectos negativos sobre la inflación y la confianza del consumidor, producto de la suba del tipo de cambio. “Tenemos a dos vecinos en un momento frágil. Argentina complicada con corrida cambiaria y en Brasil también sube de manera importante por la incertidumbre política”, resumió Rosselli.

Para Gabriela Mordecki, coordinadora de análisis macroeconómico del Instituto de Economía (Iecon) de la Facultad de Ciencias Económicas de la Udelar, la exposición de Uruguay a Argentina “claramente” es distinta a la del pasado. “El sector que puede sufrir más quizás sea el turismo, pero el pico de la temporada ya pasó y ahora hay que esperar unos cuantos meses para ver cómo estará el panorama cuando comienza la próxima”, indicó.

Igualmente una valorización del tipo de cambio tiene una incidencia directa y rápida sobre la evolución de la inflación en Uruguay. Si bien el último dato mostró un IPC en 6,5% -dentro del rango indicativo de 3% a 7% fijado por las autoridades-, una apreciación fuerte del billete verde puede comprometer ese objetivo de política. Por otro lado puede llegar a ayudar a acallar las quejas del sector agropecuario y exportador que se vienen quejando del descalce entre costos en pesos e ingresos en dólares.

Finalmente a pesar de las palabras de tranquilidad que trasmitió el ministro Astori, el hecho es que el gobierno uruguayo a pesar de años de crecimiento sostenido, enfrenta desde hace varios un déficit presupuestal, (3.5% del PBI), que precisa de unos 2.200 millones de dólares anuales para compensar el desequilibrio. En este escenario la licitación de letras necesariamente exigirá mayores intereses. El “barrio” está complicado e internacionalmente el dólar se está fortaleciendo y las tasas del Fed en aumento.

Categorías: Economía, Argentina, Uruguay.