MercoPress, in English

Miércoles, 14 de noviembre de 2018 - 17:08 UTC

El gobierno chavista tras los dólares de las remesas familiares del exterior

Viernes, 4 de mayo de 2018 - 09:26 UTC
Maduro autorizó a “abrir en las próximas horas casas de cambio en las zonas económicas especiales, en hoteles, aeropuertos...” indicó Tareck el Aissami. Maduro autorizó a “abrir en las próximas horas casas de cambio en las zonas económicas especiales, en hoteles, aeropuertos...” indicó Tareck el Aissami.
En 2003, el gobierno implementó un férreo control cambiario que otorga el monopolio de las divisas al Estado, que a su vez las asigna a personas  y empresas. En 2003, el gobierno implementó un férreo control cambiario que otorga el monopolio de las divisas al Estado, que a su vez las asigna a personas y empresas.

El gobierno de Venezuela autorizó la apertura de casas de cambio para controlar la entrada de remesas familiares que provienen del exterior, así como otras operaciones que detallará en los próximos días. La decisión, según el Gobierno venezolano, busca evitar que las divisas que entren al país caribeño terminen en manos de las “mafias del delito organizado que fomentan y promueven el dólar criminal que afecta tanto a la economía nacional”.

De esta manera, el Ejecutivo de Nicolás Maduro autorizó a ”abrir en las próximas horas casas de cambio en las zonas económicas especiales, en las zonas petro (...) en los hoteles, aeropuertos, destinos turísticos, es decir, a lo largo y ancho del territorio nacional“, indicó el vicepresidente venezolano, Tareck el Aissami.

”Vamos a abrir casas de cambio para que las personas que tengan algún tipo de operación cambiaria, sobre todo remesas, o cualquier otro tipo de operación cambiaria tengan la vía legal para hacerlo“, puntualizó el vicepresidente.

En 2003, el gobierno implementó un férreo control cambiario que otorga el monopolio de las divisas al Estado, que a su vez las asigna a personas naturales y empresas. En los últimos meses, el gobierno flexibilizó los controles cambiarios en medio de la severa crisis económica nacional y para intentar frenar el precio del dólar estadounidense en el mercado paralelo, donde se cotiza a un valor muy superior al oficial.

El Aissami dijo que pronto informarán ”las vías legales, cuentas bancarias y el sistema bancario autorizado para estas operaciones” que suponen otra flexibilización en el flujo de divisas.

En tanto, el vicepresidente del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, aseguró que las sanciones económicas de EE.UU. contra el gobierno de Maduro impiden al país caribeño comprar alimentos y medicinas, lo que calificó de “violación de los derechos humanos”.

La oposición venezolana, EE.UU., varios gobiernos de la zona y el Parlamento Europeo, entre otros, han pedido al Gobierno venezolano que abra un canal humanitario para hacer frente a la escasez de alimentos y medicinas.

Esta semana el presidente Nicolás Maduro anunció un aumento de un 155% del salario mínimo mensual, la tercera alza nominal en 2018, en momentos en que la economía sufre una hiperinflación y ante las elecciones presidenciales del 20 de mayo. Pese al alza, de casi siete veces desde fines de 2017, el nuevo salario mínimo equivale a US$ 1,61 a la tasa del mercado paralelo.

Categorías: Economía, Venezuela.