MercoPress, in English

Martes, 21 de agosto de 2018 - 15:38 UTC

Negociaciones Mercosur/UE estancadas por el sector automóvil

Sábado, 28 de abril de 2018 - 11:31 UTC
Los europeos pretenden mayor acceso de sus exportaciones de autos al Mercosur, pero Brasil busca a su vez crear cadenas de producción integradas con la UE Los europeos pretenden mayor acceso de sus exportaciones de autos al Mercosur, pero Brasil busca a su vez crear cadenas de producción integradas con la UE
El canciller Eladio Loizaga de Paraguay, país que ostenta la presidencia pro tempore de Mercosur indicó que para llegar a un acuerdo comercial con la UE todos los sectores deben ceder. El canciller Eladio Loizaga de Paraguay, país que ostenta la presidencia pro tempore de Mercosur indicó que para llegar a un acuerdo comercial con la UE todos los sectores deben ceder.

Las negociaciones para lograr un acuerdo comercial entre la Unión Europea (UE) y los países del Mercosur encallaron esta semana en Bruselas al no lograr acercar las posiciones en el sector automóvil. Se prevén reuniones de nuevo para mediados de mayo en Asunción.

Los negociadores abordaron de nuevo asuntos en los que se necesita todavía encontrar soluciones”, como el acceso al mercado del Mercosur de vehículos europeos o productos lácteos, indicó en rueda de prensa el portavoz de la Comisión Europea, Daniel Rosario.

Bruselas, que negocia en nombre del bloque europeo, puso al día el viernes a los 28 países europeos, agregó el vocero, para quien la UE está dispuesta a encontrar soluciones “viables” para ambas partes pero para ello se necesita primero “movimientos” del bloque sudamericano en los puntos de desacuerdo.

Las conversaciones entre el martes y el jueves se centraron sobre todo en vehículos, pero “no se llegó a un acuerdo” pese a “estar cerca” , indicó una fuente próxima a las negociaciones. “Se llegó a un punto en que si ni Brasil ni la Comisión se mueven, no hay avances”, agregó.

“Las reuniones fueron útiles para conocer los límites de la otra parte”, señaló una fuente del Mercosur, explicando que el jueves se llegó a un momento en que no se vislumbraba una posible solución para acercar posiciones en el tema automotriz.

Los europeos están interesados en un mayor acceso de sus exportaciones de automóviles al Mercosur –Paraguay, Uruguay, Argentina y Brasil–, mientras que los sudamericanos buscan a su vez crear cadenas de producción integradas con la UE. La balanza de la negociación en este punto tiene en cuenta así desde las reglas de origen, hasta las cuotas o los períodos de transición de aplicación de aranceles.

Durante una reunión en enero, los europeos expresaron su disposición a mejorar su oferta respecto a las importaciones de carne bovina del Mercosur –un sector sensible en la UE pero prioritario para el bloque sudamericano–, pero vinculada a una apertura de estos últimos en otras áreas, como en el sector automóvil. Ahora la pelota vuelve a las capitales para intentar cerrar este acuerdo, cuyas discusiones empezaron en 1999.

El canciller Eladio Loizaga de Paraguay, país que ostenta la presidencia pro tempore de Mercosur indicó que para llegar a un acuerdo comercial con la UE todos los sectores deben ceder. “Para llegar a un acuerdo que convenga a todos, tienen que haber concesiones de ambas partes, todos tenemos que ceder algo”. indicó horas después de ser informado sobre la conclusión de las reuniones de los negociadores en Bruselas.

Loizaga agregó que no toda la responsabilidad del acuerdo está en manos del Mercosur. “Esto no es solo del Mercosur, Europa también debe ayudar para llegar a un acuerdo”, remarcó.

Categorías: Economía, Internacional, Mercosur.