MercoPress, in English

Sábado, 18 de agosto de 2018 - 04:38 UTC

Iván Duque y Germán Vargas Lleras con mejores posibilidades de ganar en Colombia

Miércoles, 18 de abril de 2018 - 18:09 UTC
La candidatura del izquierdista Gustavo Petro -aunque un reciente sondeo lo ubica segunda con un 24,6 %- sería casi imposible que triunfe La candidatura del izquierdista Gustavo Petro -aunque un reciente sondeo lo ubica segunda con un 24,6 %- sería casi imposible que triunfe
En cuanto al candidato Iván Duque, partirá de la sólida base de 2.513.320 votos del Centro Democrático y de los 1.927.320 del Partido Conservador En cuanto al candidato Iván Duque, partirá de la sólida base de 2.513.320 votos del Centro Democrático y de los 1.927.320 del Partido Conservador
El panorama de polarización favorece al partido del ex presidente Uribe, que ha criticado severamente las concesiones dadas a las FARC El panorama de polarización favorece al partido del ex presidente Uribe, que ha criticado severamente las concesiones dadas a las FARC

Por Francisco Arena

El arresto de alias Jesús Santrich -por intentar introducir 10.000 Kg. de cocaína en los Estados Unidos- ha reforzado las posibilidades que Iván Duque gane las elecciones presidenciales del 27 de mayo, en Colombia.

 Hasta ahora, el candidato Centro Democrático, encabeza todas las encuestas y el ex integrante del secretariado de las FARC habría violado los acuerdos de paz que el mismo negoció, aumentando la indignación de una mayoría de ciudadanos, que se sienten burlados por la guerrilla y defraudados por el gobierno de Juan Manuel Santos.

Lógicamente, este panorama de polarización favorece al partido del ex presidente Uribe, que ha criticado severamente las concesiones dadas a las FARC, desconfiando de su desmovilización y denunciándolas como una de las mayores organizaciones de narcotráfico. Por otra parte, ha calado hondo la percepción de que las FARC, convertidas en partido político, han logrado legitimidad, impunidad y facilidades para blanquear cuantiosas fortunas, provenientes de su actividad delictiva. Además, se piensa que quienes dicen ser disidentes de esta organización, junto al Ejército de Liberación Nacional y otros grupos armados tienen una estrategia común, para ganar miles de millones de dólares, con el comercio de cocaína y la minería ilegal.

Ello explicaría los complejos mecanismos de coordinación existentes, que se traducen y en el implacable dominio que ejercen en extensas zonas del país, que incluye las áreas fronterizas, particularmente, con Venezuela y Ecuador.

En estas circunstancias, la candidatura del izquierdista Gustavo Petro -aunque un reciente sondeo lo ubica segunda con un 24,6 %- sería casi imposible que triunfe. Aun sumando hipotéticamente a sus 523.286 votos, los 1.317.429 que recibió Alianza Verde, más los 736.367 sufragios del Polo Democrático Alternativo y los 52.532 de Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común -que es la denominación actual de las desmovilizadas FARC- sólo alcanzaría la cantidad de 2.629.614, que es insuficiente para pasar a una segunda vuelta electoral.

Quien sí tendrá oportunidad de alcanzar la primera magistratura sería Germán Vargas Lleras, que tuvo el apoyo de 2.155.487 ciudadanos en las urnas y, curiosamente, la misma encuesta le asignara un modesto 10 % de intención de voto. Paradojalmente, su grupo Cambio Radical duplicó sus curules en el Senado y con el acuerdo sellado con el Partido de la U -que representa el núcleo duro del oficialismo- podrá formar poderosas mayorías a nivel legislativo.

También hay que mencionar que el nieto del ex presidente Carlos Lleras Restrepo organizó su campaña presidencial con el apoyo del gobierno de Santos y posee una estructura partidaria, a nivel nacional, que pesará en la contienda presidencial. También debe considerarse que contará con la eficiente organización del Partido de la U, que le aportaría 1.853.054 sufragios y así lograr más de 4.000.000 de votos. No obstante, para ser presidente le hará falta que otros 3.700.000 ciudadanos le den su adhesión en las urnas.

En cuanto al candidato Iván Duque, partirá de la sólida base de 2.513.320 votos del Centro Democrático y de los 1.927.320 del Partido Conservador, que acompañarán a Marta Lucía Ramírez, que podría ser la primera colombiana en ser vicepresidente, con el apoyo de muchas mujeres, que verían con interés esta posibilidad. Puede estimarse que este binomio presidencial, por lo menos, será respaldado inicialmente por 4.440.640 voluntades, pero requerirá adicionar otras 3.259.360, para imponerse en primera vuelta.
Se desprende de un análisis primario que la elección del presidente de Colombia se decidora mediante ballotage, sin embargo, será muy importante lo que decidan los 1.901.933 votantes del Partido Liberal, que tomarán como referencia lo que recomienden sus jefes, aunque ello no implicará, necesariamente, que voten a Humberto de la Calle.

Cosa distinta ocurrirá con los 500.000 integrantes del MIRA (Movimiento Internacional por la Renovación Absoluta) que participaron en la elección legislativa, pero aún no está claro que harán en la presidencial. Esta colectividad tiene acentuado carácter religioso y sus miembros se apegarán a los lineamientos que den sus autoridades.
Finalmente, serán muy importantes los éxitos y fracasos de las campañas electorales que desarrollen todos los candidatos, procurando convencer a los ciudadanos indecisos o renuentes a votar, que son muy muchos y podrían definir quién será el presidente de Colombia.