MercoPress, in English

Lunes, 17 de diciembre de 2018 - 00:56 UTC

Macri y Rajoy exigen se devuelva la palabra a los ciudadanos venezolanos sin cortapisas ni amenazas

Miércoles, 11 de abril de 2018 - 10:07 UTC
“Claramente en Venezuela hace rato que se dejaron de respetar los derechos humanos...”, consideró Macri junto a Rajoy en Buenos Aires “Claramente en Venezuela hace rato que se dejaron de respetar los derechos humanos...”, consideró Macri junto a Rajoy en Buenos Aires
Rajoy afirmó que “desgraciadamente el problema es de tal magnitud que no queda otra. Afecta a toda la región y ha desbordado todas las fronteras”. Rajoy afirmó que “desgraciadamente el problema es de tal magnitud que no queda otra. Afecta a toda la región y ha desbordado todas las fronteras”.

El jefe del Gobierno de España, Mariano Rajoy, y el presidente argentino, Mauricio Macri, coincidieron en que “la única solución” para Venezuela es “devolver la palabra” a los ciudadanos “sin cortapisas ni amenazas”.

“Claramente en Venezuela hace rato que se dejaron de respetar los derechos humanos... el nivel de atropello con que ha actuado el Gobierno de (Nicolás) Maduro con respecto a los ciudadanos es tremendo”, consideró Macri en un una conferencia de prensa junto a Rajoy tras mantener una reunión bilateral en la Casa Rosada, sede del Gobierno argentino en Buenos Aires.

Por su parte, Rajoy afirmó que “desgraciadamente el problema es de tal magnitud que no queda otra. Afecta a toda la región y ha desbordado todas las fronteras”.

Para el jefe del Gobierno español, “hay que devolver la palabra a los venezolanos, sin cortapisas, sin amenazas y sin aprovechar el hambre y la miseria provocada por la incompetencia o peor... para establecer regímenes clientelares”.

“Simple y llanamente dejarles elegir en libertad, como prevé su propia constitución”, subrayó, para agregar que quiere para los venezolanos “democracia, libertad, derechos humanos, estabilidad, tranquilidad y progreso económico y social”.

La votación presidencial de Venezuela, pautada para el próximo 20 de mayo se mantiene en pie y se realizará sin la participación del grueso de la oposición, que denuncia el sistema fraudulento de los comicios chavistas.

“Desconocemos el resultado de la elección, que la harán en la fecha que se le ocurra pero que no es una elección democrática. Seguiremos reclamando una salida democrática para el pueblo venezolano”, indicó Macri.

La oposición venezolana exige, para participar en las elecciones, un cambio de rectores del Consejo Nacional Electoral, pues los actuales son piezas del Gobierno, y que se permita la participación de los líderes antichavistas que han sido “inhabilitados” por el régimen, entre otras condiciones.

Macri adelantó que en la Cumbre de las Américas que se celebrará esta semana en Lima se debatirá la situación de Venezuela “insistiendo en que la elección no tiene validez”.
“Que se liberen presos políticos y que se establezca un cronograma electoral serio”, señaló Macri respecto al debate en Lima sobre este asunto.

“No vamos a convalidar el resultado electoral de mayo. No tiene ningún valor esa elección. Por más que el señor Maduro me insulte no lo vamos a reconocer como un presidente democrático, porque hace rato que no hay democracia en Venezuela”, concluyó.