MercoPress, in English

Martes, 17 de julio de 2018 - 00:23 UTC

Corea del Sur apela a EE.UU. por tarifas al acero y aluminio, invocando razones de amistad y seguridad

Martes, 13 de marzo de 2018 - 09:56 UTC
 En la carta Kim expresa a Mnuchin su preocupación por el impacto de la medida sobre las exportaciones surcoreanas, pilar de la cuarta economía de Asia En la carta Kim expresa a Mnuchin su preocupación por el impacto de la medida sobre las exportaciones surcoreanas, pilar de la cuarta economía de Asia
Corea del Sur es el tercer mayor exportador de acero a Estados Unidos después de Canadá y Brasil, y en 2017 envió 3,6 millones de toneladas al país norteamericano. Corea del Sur es el tercer mayor exportador de acero a Estados Unidos después de Canadá y Brasil, y en 2017 envió 3,6 millones de toneladas al país norteamericano.

El ministro surcoreano de Finanzas, Kim Dong-yeon, envió una carta a su homólogo estadounidense, Steven Mnuchin, pidiendo a Washington que exima al país de los nuevos aranceles sobre el acero recién aprobados por la administración de Donald Trump.

En la carta, a la que ha tenido acceso la agencia Yonhap, Kim le expresa a Mnuchin su preocupación por el impacto que esta medida pueda tener sobre las exportaciones surcoreanas, que son el pilar de la cuarta economía de Asia, y le recordó la consistente relación comercial entre los dos países.

Corea del Sur es el tercer mayor exportador de acero a Estados Unidos después de Canadá y Brasil, y en 2017 envió 3,6 millones de toneladas al país norteamericano.

Kim y Mnuchin prevén reunirse a finales de la semana próxima en Buenos Aires, donde los días 18 y 19 de marzo se celebra la reunión de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20.

El Gobierno surcoreano ya lamentó la decisión aprobada por el Presidente de EE.UU., Donald Trump, de aplicar importantes gravámenes sobre importaciones metalúrgicas y aseguró que medita objetar la medida ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) si fracasan las conversaciones con Washington.

La nueva imposición estadounidense es de un 25 % para el acero y de un 10 % para el aluminio en las importaciones y afectará a todos los países que los vendan a EEUU, a excepción, por el momento, de Canadá y México. Con Australia, Trump ha anunciado que estudian la posibilidad de eximirlo a cambio de un “pacto de seguridad”.