MercoPress, in English

Sábado, 21 de abril de 2018 - 11:38 UTC

CIDH: situación de Venezuela en niveles “alarmantes y gravísimos”

Martes, 13 de febrero de 2018 - 10:45 UTC
El informe denuncia represalias  a la disidencia, un uso excesivo de armas de fuego contra manifestantes y severas restricciones al derecho a la libertad de expresión. El informe denuncia represalias a la disidencia, un uso excesivo de armas de fuego contra manifestantes y severas restricciones al derecho a la libertad de expresión.
CIDH pidió al gobierno aceptar el informe y permitir que una delegación de la institución visite Caracas, lo que el gobierno de Nicolás Maduro rechazó. CIDH pidió al gobierno aceptar el informe y permitir que una delegación de la institución visite Caracas, lo que el gobierno de Nicolás Maduro rechazó.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) consideró que la crisis política, social y económica en Venezuela ha alcanzado niveles “alarmantes y gravísimos”, lo que ha generado un éxodo masivo de ciudadanos hacia Colombia y Brasil en busca de comida y medicinas.

Al presentar en Washington un informe, Francisco José Eguiguren Praeli, presidente de la CIDH, dio cuenta de un progresivo debilitamiento de la institucionalidad democrática y la situación de derechos humanos, indicando que este se ha agudizado de manera alarmante en los últimos dos años.

En su informe denunció un patrón de represalias a la disidencia, un uso excesivo de armas de fuego contra manifestantes y severas restricciones al derecho a la libertad de expresión.

Condenó también la militarización de la seguridad ciudadana ante un aumento importante de la violencia y la criminalidad, y además subrayó un índice de pobreza alarmante y un desabastecimiento generalizado de alimentos, medicamentos, tratamiento, material e insumos médicos.

Pidió al gobierno aceptar el informe y permitir que una delegación de la CIDH visite Caracas, lo que el gobierno de Nicolás Maduro rechazó.

El brasileño Paulo Abrão, secretario ejecutivo de la CIDH, dijo que espera recibir respuesta a una solicitud a Colombia para visitar la frontera con Venezuela después de que el presidente Juan Manuel Santos ordenara su militarización ante el éxodo de venezolanos.

En Brasil, el presidente Michel Temer viajó al estado de Roraima, frontera con Venezuela, donde prometió que tomará medidas legislativas ante los desafíos por la llegada de 40 mil migrantes del vecino país, como refugiados.

Las autoridades del estado brasileño informaron que la demanda por plazas en las escuelas públicas creció 100% y las consultas hospitalarias se dispararon un tres mil 350%. “Estoy preocupado con lo que pasa en Roraima”, dijo el mandatario, que interrumpió sus vacaciones en Río de Janeiro atender la crisis.