MercoPress, in English

Sábado, 21 de julio de 2018 - 05:51 UTC

No corre más aquello de “tiene menos calles que Venecia”: se secaron los canales

Miércoles, 7 de febrero de 2018 - 10:22 UTC
Muchos turistas se han encontrado con esta estampa en pleno mes de Carnaval y no han podido disfrutar de un paseo en góndola por los canales de Venecia. Muchos turistas se han encontrado con esta estampa en pleno mes de Carnaval y no han podido disfrutar de un paseo en góndola por los canales de Venecia.
Los habitantes de Venecia aseguran que la situación se debe al poco o nulo cuidado que se le ha dado al centro histórico durante más de un siglo Los habitantes de Venecia aseguran que la situación se debe al poco o nulo cuidado que se le ha dado al centro histórico durante más de un siglo

Venecia está formada por 120 pequeñas islas comunicadas por canales y centenares de puentes. Romántica para muchos y caótica para otros, la “ciudad de los canales” vive una situación algo insólita desde hace varios días, ya que muchos de sus canales están secos y las góndolas están encalladas en el barro, lo que imposibilita mucho la circulación en la ciudad, ya que tampoco pueden navegar los botes o pequeñas lanchas.

Muchos turistas se han encontrado con esta estampa en pleno mes de Carnaval y no han podido disfrutar de un paseo en góndola por los canales de Venecia. Según publican varios medios italianos, la ausencia de agua se debe a fenómenos astronómicos y, en concreto, a la superluna que pudo verse en muchas partes del mundo el pasado 31 de enero. Sin embargo, los propios habitantes de Venecia niegan este extremo y aseguran que la situación se debe al poco o nulo cuidado que se le ha dado al centro histórico durante un siglo al no limpiar ni cuidar los canales y no controlar el nivel del agua en una época de poca lluvia.

Según el Servicio de Mareas del Ayuntamiento, los niveles de agua han alcanzado niveles mínimos de hasta 60 centímetros, algo que hace imposible el transitar por los canales del centro de Venecia. A todo esto hay que sumar problemas de malos olores en toda la ciudad, ya que hay zonas con agua estancada. Esto está perjudicando al sector turístico. Por una parte, los gondoleros no pueden hacer su trabajo y, por otra, hay restaurantes que han tenido que retirar las mesas de sus terrazas ya que el olor es en ocasiones muy desagradable.

Algunos trayectos de 'vaporetto' se han visto afectados. Aunque el nivel de agua del Grand Canal permite su tránsito, en otros canales principales es complicado el acceso por miedo a encallar con pasajeros. La situación durará varios días y no es la primera vez que ocurre, ya que en 2016 los niveles de agua descendieron hasta los 66 centímetros debido a la sequía.

Lo cierto es que Venecia está más acostumbrada al 'acqua alta', que tiene lugar entre el otoño y la primavera, y a las inundaciones. Fue en diciembre de 2008 cuando la ciudad sufrió su mayor inundación en 22 años. La mera alcanzó una altura de 1,56 metros por encima de su nivel normal, lo que provocó que el 80% de Venecia quedara anegada por el agua. La plaza de San Marcos, comercios y cafés se llenaron de agua y los turistas y habitantes solo podían desplazarse andando.

Para evitar este fenómeno tan frecuente, Italia está llevando a cabo un millonario proyecto para 'amurallar' Venecia desde el mar en lo que muchos consideran la obra pública más grande del país. El sistema se denomina MOSE (Modulo Sperimentale Eklecttromeccanico) formado por 78 puertas móviles que pesan entre 215 y 300 toneladas. El primer test se llevó a cabo la semana pasada con éxito, aunque no está terminado y no tiene fecha concreta de finalización.

Categorías: Turismo, Internacional.