MercoPress, in English

Miércoles, 19 de diciembre de 2018 - 13:20 UTC

Batalla de los botines: Nike se impone a Adidas en las super ligas europeas

Lunes, 29 de enero de 2018 - 11:23 UTC
Datos sobre los patrocinadores individuales de botines revelan que el 57% de ese valor proviene de jugadores con Nike, mientras que el 33% usan Adidas Datos sobre los patrocinadores individuales de botines revelan que el 57% de ese valor proviene de jugadores con Nike, mientras que el 33% usan Adidas

A la hora en que la temporada anual de transferencias del fútbol europeo está llegando a su fin y los jugadores estrella cambian de club a precios más altos que nunca, Nike Inc. tiene una ventaja en la cancha frente a su rival Adidas AG.

 El valor combinado de los 100 jugadores más caros en las ligas profesionales de Inglaterra, Francia, Alemania, Italia y España alcanzó los 8.970 millones de euros (US$11.200 millones), de acuerdo con un estudio del Observatorio de Fútbol CIES en Neuchâtel, Suiza.

Los datos sobre los patrocinadores individuales de botines revelan que el 57% de ese valor proviene de jugadores que usan Nike, mientras que el 33% usan Adidas. El resto corresponde a los deportistas que utilizan calzado Puma SE y Under Armour Inc.

En cinco años, el precio de un jugador con las mismas características se ha duplicado, señaló Raffaele Poli, quien dirige el instituto. Además de su fuerza, que se mide por el valor de un jugador de nivel superior, Nike tuvo recientemente otra ventaja frente a su rival alemán, convirtiéndose en el calzado preferido entre los jugadores de las cinco ligas más grandes de Europa.

La compañía con sede en Beaverton, Oregón, proporcionó botines para el 60% de esos deportistas en la temporada pasada, un aumento respecto del 48% de tres años antes, según datos entregados por la firma alemana de consultoría en deportes, PR Marketing. No obstante, Adidas respondió revirtiendo esa tendencia esta temporada y mantuvo su liderazgo en el equipamiento general de fútbol.

“Hay una carrera por los mejores jugadores y un drástico aumento del dinero de patrocinio”, afirmó Poli. La inflación en el valor de los jugadores proviene en gran parte del auge en las ventas de artículos deportivos: Nike apunta a US$50.000 millones en ingresos para el año fiscal 2020, mientras que Adidas a alrededor de 26.000 millones de euros (alrededor de US$32.200 millones), lo que significa que sus gastos de marketing combinados, normalmente del 10% al 12% de las ventas, podrían llegar incluso a los US$10.000 millones para entonces. Manchester United tiene un contrato con Adidas para su uniforme por 10 años, por un precio mínimo garantizado de 750 millones de libras (US$1.100 millones).

El Chelsea le pagó a Adidas en 2016 una multa de 67 millones (US$94,9 millones) de libras por terminar anticipadamente un acuerdo de largo plazo por un pacto más lucrativo con Nike, valorado en 900 millones de libras (US$1.274 millones) durante un periodo de 15 años.

Impulsados también por inversores extranjeros, los precios de transferencia se han elevado a nuevos niveles, con el récord de 222 millones de euros (US$314,4 millones) que envió a Neymar Jr. al Paris St. Germain, que fue seguido rápidamente por la reinversión de las ganancias del FC Barcelona en el delantero francés Ousmane Dembele del Borussia Dortmund y el mediocampista ofensivo Philippe Coutinho del Liverpool.

Este último equipo pagó este mes una tarifa récord mundial por un defensor, al fichar a van Dijk, del Southampton, por 75 millones de libras (US$106,2 millones). ¿Qué tienen en común esos jugadores, además de abultadas cuentas bancarias? Todos juegan con botines Nike.