MercoPress, in English

Jueves, 16 de agosto de 2018 - 00:05 UTC

Subastan Ferrari, modelo 1952, de Perón a poco más de un millón de dólares

Jueves, 25 de enero de 2018 - 11:30 UTC
La subasta a cargo de RM Sotheby's destacó las cualidades del vehículo Ferrari 212 Inter Coupé de 1952, con carrocería firmada por Ghia y que perteneció a Perón La subasta a cargo de RM Sotheby's destacó las cualidades del vehículo Ferrari 212 Inter Coupé de 1952, con carrocería firmada por Ghia y que perteneció a Perón
Aunque las expectativas señalaban que el precio de compra sobrepasaría fácilmente los dos millones de dólares, lo cierto es que solo alcanzó los US$ 1.075.000. Aunque las expectativas señalaban que el precio de compra sobrepasaría fácilmente los dos millones de dólares, lo cierto es que solo alcanzó los US$ 1.075.000.

Sin importar el año, los modelos de Ferrari son de los autos más codiciados entre los amantes de las tuercas, ya sea por sus diseños deportivos o potente mecánica que los posicionan entre los mejores del mundo.

 De ahí que existían grandes expectativas luego que se anunciara la subasta de un 212 presentado en la exposición de automóviles de París en 1952 y que posteriormente fue adquirido por el ex presidente argentino, Juan Domingo Perón.

No obstante, ni siquiera su linaje y antiguo dueño fueron motivos suficientes para que el auto alcanzara el precio estimado en US$ 2 millones, siendo vendido por poco más de la mitad de ese precio.

La subasta estuvo a cargo de la empresa RM Sotheby's que destacó las cualidades del vehículo un Ferrari 212 Inter Coupé de 1952, con carrocería firmada por Ghia y que perteneció a Perón. Aunque las expectativas señalaban que el precio de compra sobrepasaría fácilmente los dos millones de dólares, lo cierto es que solo alcanzó los US$ 1.075.000.

Presentado en el Salón del Automóvil de París en 1952, el Ferrari 212 Inter Coupé se transformó en una de las máquinas más potentes de la época gracias a su motor de 12 cilindros en V que le proporcionaban una potencia de 150 caballos de fuerza. También había otra versión, destinada especialmente para las carreras, que lograba una potencia de 175 caballos de fuerza y una velocidad final de 225 kilómetros por hora.

En cuanto a sus chasis, casi todos los ejemplares se fabricaron con una distancia entre ejes de 2.600 mm y algunos con 100 mm menos. Perón vio por primera vez el modelo en el Salón del Automóvil de París de 1952 y quedó tan fascinado con el modelo que encargó uno para su uso personal.

Perón fue dueño del auto hasta 1973 cuando en agosto de ese año un italiano que vivía en Buenos Aires, Conrado Tennina, lo adquirió y lo mantuvo durante 14 años. Luego lo vendió a un comprador europeo. El modelo pasó por distintas manos e incluso ganó algunos premios hasta que finalmente fue subastado por el monto de poco más de un millón de dólares.

Categorías: Argentina, Entretenimiento.