MercoPress, in English

Miércoles, 17 de octubre de 2018 - 03:21 UTC

Gobierno venezolano ordena a cadenas de supermercados reducir sus precios

Domingo, 7 de enero de 2018 - 19:13 UTC
Se enumeran a las personas para evitar que se colen. No siempre funciona Se enumeran a las personas para evitar que se colen. No siempre funciona
La medida recuerda al denominado “DAKAZO” ocurrido en noviembre de 2013. Cuando la tienda de electrodomésticos Daka recibió directamente del presidente Nicolás Maduro la orden de reducir los precios h La medida recuerda al denominado “DAKAZO” ocurrido en noviembre de 2013. Cuando la tienda de electrodomésticos Daka recibió directamente del presidente Nicolás Maduro la orden de reducir los precios h

Este 6 de enero la tensión se apoderó de Caracas, Venezuela, tras la medida de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde). En ésta obliga a 214 establecimientos, pertenecientes a 26 cadenas de supermercados, a bajar sus precios en las mercancías debido a que se constató que las mismas forman parte de inventarios importados hace meses, cuando las el precio de cambio de divisas en el mercado negro eran mucho menores.

 Algunas de las cadenas nacionales y regionales involucradas en el proceso fueron Central Madeirense, Unicasa, Plazas, Excelsior Gama, Luvebras, Plan Suárez y los superpermercados Garzón y Sigo en el interior del país.

La medida despertó la desesperación en todos los sectores de la Gran Caracas. En diversos establecimientos los usuarios llevaron los distintos productos a los que la institución gubernamental aplicó la medida. En consecuencia, se crearon grandes filas en cuestión de minutos para adquirir los alimentos en un ambiente de alta tensión, ya que los saqueos se han vuelto más frecuentes desde las últimas revueltas sociales.

En consecuencia, toda la mercancía se agotó en apenas una hora desde que los comercios abrieron sus puertas. En otros establecimientos, usuarios dejaron los productos que pensaban comprar pues la institución no aplicó la medida.

Luego de darse a conocer la orden, en algunos lugares empezó a ocurrir lo temido: multitudes comenzaron a vaciar los anaqueles sin pagar. Los saqueos iniciaron. En ciertos lugares la situación fue controlada por la Guardia Nacional Bolivariana.

Para muchos, la medida recuerda al denominado “DAKAZO” ocurrido en noviembre de 2013. Cuando la tienda de electrodomésticos Daka recibió directamente del presidente Nicolás Maduro la orden de reducir los precios hasta en un 70%, lo cual agotó totalmente los inventarios.

A través de su cuenta en Twitter, el diputado opositor, José Guerra, se manifestó y enunció que la medida de la Sundde precipitará avalanchas de compradores que podrían agotar los inventarios de los alimentos y demás productos. Lo que tradujo en “pan para hoy, hambre para mañana”.

En tal sentido, esta acción no contempla algo básico como “valor de reposición” y que en consecuencia no podrá ser cubierto. Es decir, a precio de pérdida estos productos no podrán reponerse como se haría usualmente.

Finalmente, el superintendente, William Contreras, declaró a diversos medios que a estos 214 establecimientos se sumaran 352 locales independientes. Por lo cual, se espera que durante los próximos días la Sundde visite otros establecimientos y es posible ocurran nuevos hechos.

Categorías: Política, Venezuela.