MercoPress, in English

Lunes, 10 de diciembre de 2018 - 05:59 UTC

Chile lucha contra focos menores y esporádicos de la mosca de la fruta

Martes, 26 de diciembre de 2017 - 11:01 UTC
Un nuevo brote de mosca de la fruta en el barrio El Golf, en Las Condes, Santiago de Chile alarmó de nuevo al SAG durante los últimos días. Un nuevo brote de mosca de la fruta en el barrio El Golf, en Las Condes, Santiago de Chile alarmó de nuevo al SAG durante los últimos días.
Al confirmar la presencia de una Ceratitis capitata, el SAG comienza trazando un radio de 7,2 km desde el punto en que se identificó el insecto. Al confirmar la presencia de una Ceratitis capitata, el SAG comienza trazando un radio de 7,2 km desde el punto en que se identificó el insecto.

Desde 1995 que Chile está declarado como país libre de la mosca de la fruta. Dentro del continente sudamericano, es la única nación que ostenta esta categoría, lo que constituye una ventaja comparativa para la industria exportadora de frutas y hortalizas. Es por esto que el Servicio Agrícola Ganadero activa inmediatamente sus alarmas cuando se identifica un brote de este insecto, cuestión que ha ocurrido al menos cinco veces desde 2013.

 Un nuevo brote de mosca de la fruta en el barrio El Golf, en Las Condes, Santiago de Chile alarmó de nuevo al SAG durante los últimos días. El director del organismo, Ángel Satori, se reunió con el alcalde Joaquín Lavín para definir los pasos a seguir y así exterminar la plaga.

Según Satori, estar libres de este insecto le ha permitido a Chile “exportar frutas por 5.200 millones de dólares por temporada a más de 130 países del mundo”. Al confirmar la presencia de una Ceratitis capitata, el SAG comienza trazando un radio de 7,2 km desde el punto en que se identificó el insecto. A lo contenido dentro de esa delimitación se le denomina “zona sucia” y allí se concentran los esfuerzos para la exterminación de la plaga.

En los últimos cuatro años la mosca de la fruta ha aparecido en distintas zonas de Chile. Al trazar sus avistamientos puede identificarse que ha preferido ubicarse en el sector norte y centro de Chile.

El 2 de enero de 2013, una mosca macho joven cayó en una trampa ubicada en un árbol de naranjo. Dos días después, en la misma calle, un insecto de las mismas características cayó en la trama de un duraznero. Entonces se declaró un brote de mosca y se creó un área regulada de 7,2 km de radio. Para erradicarlas, se hicieron limpiezas de suelo, revisión y entierro de frutas sospechosas y aplicación de insecticidas en el suelo. En esta operación trabajaron más de 100 personas.

En 2015 más de 300 larvas de mosca se ubicaron en La Serena, Coquimbo El 19 de marzo se descubrieron en un durazno ocho larvas de mosca de la fruta. Así fue como comenzó la alarma en La Serena, ciudad en la que en un rango de mes y medio se detectaron 318 larvas en frutas como duraznos, higos y membrillos.

En febrero de 2015 se detectó la presencia de Ceratitis capitata en la Región de Tarapacá, en el sector de Iquique. Solo dos meses más tarde, el insecto volvió a hacerse presente en Valparaíso, cuando en abril una hembra adulta inseminada fue encontrada en un limonero. Este brote ocurrió específicamente en la zona de San Esteban en Valparaíso y dentro de una semana se capturaron cuatro insectos similares.

En 2016 la mosca de la fruta reaparece a poca distancia de La Vega Central. La última vez que la mosca de la fruta se había hecho presente en la Región Metropolitana de Santiago fue en 2006, cuando preocupó por instalarse en las abundantes frutas de La Vega, en Recoleta. Diez años más tarde, volvería a aparecer a pocos kilómetros, en Conchalí. En un mismo día, cinco insectos fueron encontrados en una trampa puesta en un árbol de ciruelo.

Categorías: Ciencia y salud, Chile.