MercoPress, in English

Domingo, 19 de noviembre de 2017 - 06:44 UTC

Trump e Israel solos contra 191 votos a favor de levantar el embargo a Cuba

Jueves, 2 de noviembre de 2017 - 09:18 UTC
Trump dijo a principios de este mes que creía que La Habana es responsable de una serie de incidentes que, según Washington, afectaron a 24 de sus diplomáticos. Trump dijo a principios de este mes que creía que La Habana es responsable de una serie de incidentes que, según Washington, afectaron a 24 de sus diplomáticos.
El voto en contra de EE.UU. se da el mismo día en que entró en vigor el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación firmado por La Habana con la Unión Europea El voto en contra de EE.UU. se da el mismo día en que entró en vigor el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación firmado por La Habana con la Unión Europea
A poco de  su elección, Trump firmó en Miami un memorando en el que daba marcha atrás al proceso de acercamiento entre Cuba y EE.UU. iniciado por Obama A poco de su elección, Trump firmó en Miami un memorando en el que daba marcha atrás al proceso de acercamiento entre Cuba y EE.UU. iniciado por Obama
Tras calificar la votación de “teatro político” y asegurar que la ONU “no tiene facultad para poner fin al embargo”, Haley admitió que su gobierno está solo Tras calificar la votación de “teatro político” y asegurar que la ONU “no tiene facultad para poner fin al embargo”, Haley admitió que su gobierno está solo

Estados Unidos votó contra una resolución de la Asamblea General de la ONU que pide el fin de su embargo comercial a Cuba, algo que ya había sido anunciado por el Departamento de Estado. La Asamblea General de 193 miembros adoptó la resolución con 191 votos a favor. Israel se sumó a la negativa de Washington, su principal aliado.

 Estados Unidos ha votado contra esa resolución de forma consistente por 24 años, pero en 2016 se abstuvo por primera vez en momentos en que Washington y La Habana buscaban una mejor relación tras la reapertura de sus embajadas el año previo.

Pero las tensiones han aumentando recientemente entre los países. Trump dijo a principios de este mes que creía que La Habana es responsable de una serie de incidentes que, según Washington, afectaron a 24 de sus diplomáticos.

El voto en contra de Estados Unidos se da el mismo día en que entró en vigor el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación firmado por el gobierno de Raúl Castro con la Unión Europea (UE).

El voto en contra de hoy del gobierno de Donald Trump se corresponde con la política que ha seguido el nuevo inquilino de la Casa Blanca, contraria a la de distensión y diálogo aplicada por su predecesor, Barack Obama, la cual tuvo su expresión en el escenario de las Naciones Unidas con la abstención del pasado año, por primera vez desde que se presenta este documento.

Pocos meses después de su elección como jefe de estado, Trump firmó en Miami un memorando en el que daba marcha atrás al proceso de acercamiento entre Cuba y Estados Unidos, iniciado en diciembre de 2014 por Obama y Raúl Castro.

Más recientemente, y utilizando como pretexto los supuestos ataques sónicos a sus diplomáticos en La Habana, el presidente norteamericano redujo a la mitad su personal en la capital cubana y expulsó de Washington a quince diplomáticos de la isla.

Al justificar su voto, la embajadora de EE.UU., Nikki Haley, también en línea con lo que ha expresado Trump sobre la organización mundial, mostró un total desprecio por la ONU, al afirmar que “cada año esta asamblea pierde su tiempo y Estados Unidos es sometido a reclamaciones ridículas”.

Tras calificar la votación de “teatro político” y asegurar que las Naciones Unidas “no tiene facultad para poner fin al embargo”, Haley admitió que su gobierno está solo en este ejercicio.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, condenó enérgicamente las palabras de la representante estadounidense, quien volvió a señalar a Cuba como violadora de los derechos humanos, y aseguró: “Ella miente. Sus afirmaciones parecen un tuit de los que proliferan en este país en estos tiempos de odio, división y política sucia”.

Tras señalar que EE.UU. no tiene ninguna autoridad moral para condenar a Cuba en el tema de los derechos humanos, Rodríguez calificó a la administración de Trump de “gobierno de millonarios, destinado a aplicar medidas salvajes contra pobres e inmigrantes”.

Este miércoles, en tanto, entró en vigor de manera provisional el primer Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba, con el cual se pone fin a la llamada “posición común” adoptada por el bloque regional en 1996 y rechazada por La Habana por su carácter unilateral, injerencista, selectivo y discriminatorio.

“La UE y Cuba están verdaderamente pasando una página, y un nuevo capítulo de nuestra asociación comienza ahora con la aplicación provisional de nuestro nuevo acuerdo”, señaló la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini.

Por su parte, la embajadora de Cuba en Bruselas, Norma Goicoechea, señaló que su país considera que se ha dado un “paso importante”, ya que permitirá “consolidar las relaciones con bases estables, respetuosas y mutuamente beneficiosas”.

Con el mantenimiento del embargo de Estados Unidos y la prohibición a los empresarios de ese país de comerciar con Cuba, los estados miembros del bloque europeo han incrementado en los últimos años su presencia en la Mayor de las Antillas, siendo líderes en sectores claves como el turismo.