MercoPress, in English

Martes, 24 de octubre de 2017 - 00:33 UTC

Pérdidas en la Florida por el huracán alcanzan a US$ 20.000 millones

Viernes, 22 de setiembre de 2017 - 11:32 UTC
El análisis precisó que dos tercios de los dueños de viviendas afectadas deberán asumir las pérdidas, ya que las aseguradoras pagarán sólo unos US$6.300 millones. El análisis precisó que dos tercios de los dueños de viviendas afectadas deberán asumir las pérdidas, ya que las aseguradoras pagarán sólo unos US$6.300 millones.

Los vientos del huracán Irma, que impactó el pasado 10 de septiembre a Florida (EE.UU.) como un ciclón de categoría 4, causaron daños materiales por US$19.400 millones en el estado, según un estudio divulgado por la Universidad Internacional de Florida (FIU).

 El análisis, que no incluyó los estragos por inundaciones, precisó que dos tercios de los dueños viviendas afectadas en Florida deberán asumir ellos mismos las pérdidas, debido a que las aseguradoras pagarán sólo unos US$6.300 millones.

“Esto no es sorprendente dado el alto nivel de deducibles de huracanes y la menos intensa tormenta tropical en la mayor parte de Florida”, explicó el profesor Shahid Hamid, a cargo del estudio. Las aseguradoras normalmente pagan entre el 25% y el 45% de las pérdidas de un huracán de categoría 1 y los pagos aumentan al menos al 85% para los de categoría 5, la máxima. Las estimaciones actuales de los daños causados por Irma se basan en datos preliminares del análisis de los vientos proporcionados por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y serán revisadas a medida de que se actualicen los datos.

Hamid, quien preside el Departamento de Finanzas de la Escuela de Negocios de FIU, explicó que el estudio usó el Modelo Público de Pérdidas de Florida. Este modelo es el punto de referencia del estado de Florida para evaluar los riesgos financieros de las compañías de seguros que emiten las pólizas por vientos.

Cabe recordar que Florida sufrió el 10 de septiembre el paso del huracán Irma, que dejó una cincuentena de muertos en este estado y provocó apagones en un gran porcentaje de las viviendas y oficinas. Las mayores pérdidas debido a los vientos del huracán se presentaron en Fort Myers y Cape Coral, en el condado de Lee, y Naples, Marco Island e Immokalee, en el de Collier, según FIU.