MercoPress, in English

Martes, 26 de setiembre de 2017 - 00:01 UTC

Testigo mapuche afirma haber visto a la Gendarmería llevarse al desaparecido Maldonado

Miércoles, 6 de setiembre de 2017 - 10:15 UTC
Matías Santana explicó que a Maldonado se lo llevaron después de “una balacera”, tras ser desalojados por la Gendarmería con disparos de la carretera cortada Matías Santana explicó que a Maldonado se lo llevaron después de “una balacera”, tras ser desalojados por la Gendarmería con disparos de la carretera cortada
Macri convocó a una reunión urgente con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, de Justicia, Germán Garavano y secretario de DD HH Claudio Avruj Macri convocó a una reunión urgente con la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, de Justicia, Germán Garavano y secretario de DD HH Claudio Avruj

Un testigo declaró el lunes ante la justicia haber visto cómo la policía argentina golpeó y se llevó detenido a Santiago Maldonado, el joven desaparecido hace un mes durante una protesta indígena en la provincia de Chubut, en el sur del país.

 El testigo, un mapuche de la comunidad Lof Cushamen, junto a la que se manifestaba Maldonado, afirmó que observó a ”tres efectivos de Gendarmería (la fuerza de fronteras) pegando a un bulto“ con la misma ropa que el desaparecido, y más tarde vio ”con unos binoculares“ cómo los gendarmes ”introdujeron el mismo bulto“ en una camioneta y se lo llevaron.

El declarante, Matías Santana, explicó que esta situación tuvo lugar después de ”una balacera“, tras ser desalojados por la Gendarmería con disparos de escopeta de la carretera que habían cortado como modo de protesta. Santana también aseguró que mientras huía, escuchó a la policía gritar ”maten a uno“.

Por parte del Gobierno, se convocó para esta tarde una reunión de seguimiento del caso entre el Presidente de la nación, Mauricio Macri, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el ministro de Justicia, Germán Garavano y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, entre otros.

Tras la desaparición, que tuvo lugar en la localidad de Esquel el primero de agosto, se han sucedido las protestas contra el Ejecutivo, al que numerosas asociaciones responsabilizan. En tanto, Macri pidió este martes prudencia en torno al caso.

”Hay que ser muy prudentes y alejarse de manifestaciones prejuiciosas y violentas”, dijo al ser consultado por un caso que tiene en vilo a la sociedad argentina, en un país en el que el tema de los derechos humanos es una herida abierta después de la última dictadura (1976-1983). Tras realizar un acto oficial, el mandatario argentino afirmó que el gobierno se puso “al servicio de la justicia” para que la investigación se realice “sin prejuzgar, no descartando ninguna línea” de pesquisa.

Categorías: Política, Argentina.