MercoPress, in English

Martes, 26 de setiembre de 2017 - 07:25 UTC

Fotos del cementerio argentino en Falklands: Cruz Roja tiene todo grabado en cámaras, incluso al sospechoso

Viernes, 11 de agosto de 2017 - 09:05 UTC
Un miembro del equipo de ICRC trabajando en el cementerio argentino (Foto IRCR) Un miembro del equipo de ICRC trabajando en el cementerio argentino (Foto IRCR)
Condiciones de frío bajo cero tuvieron que soportarse en el cementerio argentino en Falklands (Foto ICRC) Condiciones de frío bajo cero tuvieron que soportarse en el cementerio argentino en Falklands (Foto ICRC)
El coordinador el proyecto Morris Tidball-Binz sostuvo que se determinó el origen de las fotos pero no iba a identificar al sospechoso en tanto haya una investigación El coordinador el proyecto Morris Tidball-Binz sostuvo que se determinó el origen de las fotos pero no iba a identificar al sospechoso en tanto haya una investigación
Aparentemente las fotos fueron tomadas desde un ángulo externo al perímetro del cementerio y está todo registrado en las cámaras de seguridad Aparentemente las fotos fueron tomadas desde un ángulo externo al perímetro del cementerio y está todo registrado en las cámaras de seguridad

“Tenemos todo captado en cámara y hay una investigación en curso”, confirmó la Cruz Roja Internacional en referencia a la polémica surgida durante julio cuando imágenes del cementerio argentino en las Islas Falkland durante las operaciones de exhumación, aparecieron en la prensa argentina.

 Las fotos fueron publicadas a pesar de las estrictas medidas de seguridad para proteger el proyecto altamente sensible de exhumación, análisis y documentación, así como de la re-sepultura de los restos de los soldados argentinos “sólo conocidos por Dios”. El proyecto ahora ha sido completado luego de siete semanas de trabajo y en las próximas semanas el cementerio será restaurado a su estado original.

Los trabajos comenzaron el pasado 20 de junio con un equipo de catorce especialistas de Argentina, Australia, Chile, México, España y el Reino Unido y se cumplió en una morgue temporaria de alta tecnología construida en el lugar específicamente para la ejecución del proyecto.

Sin embargo, a mediados de julio fotos del interior del cementerio mientras se realizaban las tareas fueron publicadas, con gran número de seguidores, en el Facebook de un suboficial del Ejército/Marina de Argentina, Dante Cantone. Dijo haber recibido las fotos directamente desde las Falklands.

Hablando con el Penguin News, el coordinador del proyecto forense de Cruz Roja Morris Tidball-Binz dijo que habían podido establecer que las fotos fueron tomadas desde un ángulo externo del perímetro del cementerio y el hecho fue captado por las cámaras de seguridad del propio camposanto. Describió haber tomado dichas fotos como algo “inapropiado y subrepticio”.

Empero prefirió no identificar al individuo involucrado ya que todo era parte de una investigación que se encontraba en curso.

Tidball-Binz reconoció que algunas personas incluyendo veteranos británicos y argentinos y familiares de fallecidos en la guerra de 1982 y algunos residentes locales habían sido autorizados a visitar el cementerio, pero en todos los casos fueron debidamente informados respecto a las medidas de seguridad que regían.

Ese mismo mes, María Fernanda Araújo, presidente de la organización que nuclea a los Familiares de Caídos en las Malvinas dijo que todo el episodio y situación eran de gran preocupación para ellos y que estaban centrados en determinar la responsabilidad de la ICRC por no haber controlado el escape de esas fotos que fueron tomadas en el cementerio.

”Hasta aquí hemos llegado; ahora (Cruz Roja) tendrán que explicar lo que sucedió ante la Justicia“, anticipó Maria Fernanda Araújo.

Tidball-Binz sostuvo en un reciente comunicado de la Cruz Roja que ”nos hemos esforzado para trabajar de acuerdo a los más elevados estándares científicos y técnicos, a pesar de los desafíos logísticos que ello representa. La riqueza en experiencia del equipo en este tipo de operaciones, y la convicción de su cometido humanitario fue lo que ha permitido realizarlo“.

Agregó que los restos de las sepulturas habían sido tratados con el mayor de los respetos. ”Esperamos, a través de nuestros esfuerzos restaurarle a los muertos sus identidades, y de esta forma dar respuestas a sus familias que han estado esperando por más de tres décadas, para que dichos restos de sus seres queridos sean identificados“.

El segundo y lote final de muestras para los análisis genéticos serán entregados muy pronto al laboratorio del Equipo Argentino de Antropología Forense, en Córdoba. Las muestras de los familiares para su cruzamiento y compatibilidad también se encuentran depositados en ese laboratorio.

Dos otros laboratorios, uno en el Reino Unido y otro en España, llevarán a cabo controles de calidad en los análisis de ADN. Los informes de identificación serán finalizados para fin de año y sometidos a ambos gobiernos, Argentina y Reino Unido.

En Argentina las autoridades procederán a contactar las familias que han solicitado la identificación y confidencialmente se les informara de los resultados.

El trabajo es el resultado del encuentro de diciembre de 2016 cuando los gobiernos de Argentina y del Reino Unido, con el consentimiento de las Falklands, acordaron hacer lo máximo para poder alcanzar la identificación de los soldados caídos en la guerra de 1982, según marca la obligación bajo el derecho humanitario internacional, o sea la de identificar a todos aquellos muertos en los campos de batalla.

El acuerdo resultó en el Plan Proyecto Humanitario, el cual confió a la ICRC la tarea de identificar los restos de los soldados argentinos. Un vocero dijo en ese momento que ”la ICRC desarrolló el trabajo de acuerdo con su mandato humanitario. Es por tanto que está cumpliendo con las necesidades e intereses de las familias y ayudando a las partes a completar sus obligaciones, apelando para ello a su vasta experiencia en trabajos forenses relativos a conflictos” (Penguin News).