MercoPress, in English

Viernes, 28 de julio de 2017 - 16:52 UTC

Comienza este lunes en Bruselas la negociación del Brexit con Londres

Lunes, 17 de julio de 2017 - 07:17 UTC
Las reuniones se prolongarán hasta el jueves con una sesión plenaria entre participantes y una rueda de prensa que ofrecerán, Davis y Barnier  Las reuniones se prolongarán hasta el jueves con una sesión plenaria entre participantes y una rueda de prensa que ofrecerán, Davis y Barnier

El jefe negociador de la Unión Europea, Michel Barnier, recibirá este lunes a las 9.15 hora local al secretario británico para la salida de la Unión Europea, David Davis, en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, para la apertura de las negociaciones, según la agenda publicada por el Ejecutivo comunitario.

 Desde el lunes por la tarde, el relevo lo tomarán los tres grupos de negociadores que se han creado para abordar los derechos de los ciudadanos, el acuerdo financiero y otros temas de la separación, así como los coordinadores, que se ocupan de los asuntos relacionados con Irlanda del Norte y la “gobernanza” del acuerdo de salida.

Las reuniones a este nivel se prolongarán durante el martes, miércoles y jueves, día en que se cerrará la ronda de negociación con una sesión plenaria entre los participantes y una rueda de prensa posterior que ofrecerán, previsiblemente, Barnier y Davis.

La prioridad en esta primera etapa es acordar los derechos que tendrán los ciudadanos europeos en Reino Unido y los británicos en la Unión, cerrar el acuerdo sobre las obligaciones financieras de Londres -y potencialmente de Bruselas- tras su retirada y resolver la situación de Irlanda del Norte, con vistas a evitar una frontera “estricta” con la República de Irlanda.

Bruselas exige que haya “progresos suficientes” en todas estas áreas antes de empezar a negociar la relación futura entre ambas partes, punto de especial interés para Londres.

El asunto más controvertido hasta ahora es el acuerdo financiero, sobre el que el ministro de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson, dijo esta semana que la UE podía “irse a tomar viento” si creía que su país iba a pagar una suma “exorbitante”.

Según diferentes cálculos, los compromisos que Londres debería honrar sumarían entre 60.000 y 100.000 millones de Euros.