MercoPress, in English

Domingo, 24 de setiembre de 2017 - 12:18 UTC

Macron y Trump, en visita oficial a Paris, se esmeran por dar imagen de sintonía

Viernes, 14 de julio de 2017 - 11:23 UTC
La lucha contra el extremismo, la seguridad, el comercio, Medio Oriente trataron los líderes en el Elíseo, seguido por una “cena de amigos” en la Torre Eiffel. La lucha contra el extremismo, la seguridad, el comercio, Medio Oriente trataron los líderes en el Elíseo, seguido por una “cena de amigos” en la Torre Eiffel.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, mostraron este jueves una imagen de sintonía en la primera jornada del mandatario norteamericano en París, en la que frente a sus diferencias apostaron por un trabajo conjunto en los grandes desafíos a nivel internacional.

 En medio de imponentes medidas de seguridad y tras una ceremonia de recepción con honores militares en Los Inválidos y de una reunión bilateral en el Palacio del Elíseo, sede de la Presidencia francesa, ambos mandatarios expresaron en una conferencia de prensa conjunta su voluntad de que sus divergencias en temas como el medioambiental no frenen su necesaria cooperación.

“Los desacuerdos no se pueden comparar con lo que nos une”, lanzó un sonriente Trump, quien subrayó que la relación entre ambos, marcada públicamente por un tenso apretón de manos en su primer encuentro bilateral el pasado mayo en Bruselas, es “muy buena”.

La lucha contra el extremismo, la seguridad, el comercio o la necesidad de alcanzar una estabilidad en Medio Oriente, en especial en la convulsionada Siria, protagonizaron su reunión en el Elíseo, que fue seguida por una “cena de amigos” en el restaurante Jules Verne en el segundo piso de la Torre Eiffel.

El Acuerdo de París, del que Trump retiró a Estados Unidos el mes pasado, acaparó parte del protagonismo, e inclusive el mandatario estadounidense dejó entrever un posible cambio de rumbo.

Trump junto a otros líderes europeos serán los invitados de honor al gran desfile del Día de la Bastilla, aniversario de la Revolución Francesa, del que también participarán fuerzas norteamericanas al celebrarse el centenario del ingreso de EE.UU. a la Primera Guerra Mundial, jugando un papel decisivo en la conclusión del conflicto.

En horas de la mañana Macron recibió en el Palacio del Eliseo a la canciller alemana, Angela Merkel para una de las exhaustivas jornadas de trabajo entre los mandatarios, acompañados por al menos parte de sus respectivos gabinetes, que la Unión Europea (UE) hizo rutinarias.

La canciller alemana viajó a París, blindada por potentes medidas de seguridad, acompañada de una decena de ministros, que durante toda la mañana mantuvieron entrevistas con sus homólogos franceses, antes de participar todos juntos en un almuerzo de trabajo en el Elíseo.

Lo interesante de la jornada fue que Macron “recibió” a Merkel con un reportaje en el que considera “disfuncional” y sesgada hacia Alemania la zona Euro.