MercoPress, in English

Viernes, 28 de julio de 2017 - 16:56 UTC

Trump logra concesiones en materia de cambio climático y comercio en comunicado final del G20 de Hamburgo

Lunes, 10 de julio de 2017 - 11:55 UTC
“Donde no hay consenso, el comunicado final subraya las divergencias”, dijo la canciller alemana Angela Merkel tras la cumbre. “Donde no hay consenso, el comunicado final subraya las divergencias”, dijo la canciller alemana Angela Merkel tras la cumbre.

Al hacer un balance de la cumbre de líderes mundiales en Hamburgo se puede decir que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, logró concesiones de sus socios del G20 en materia de lucha contra el cambio climático y de comercio, en un acontecimiento marcado por las gigantescas manifestaciones antiglobalización.

 Estados Unidos logró incluir en el comunicado final una mención afirmando que el foro “toma nota” de la salida de Estados Unidos del histórico acuerdo de París que le permite seguir a contracorriente de sus socios en su rechazo a adherirse al pacto.

“Donde no hay consenso, el comunicado final subraya las divergencias”, dijo la canciller alemana Angela Merkel tras la cumbre.

El texto afirma también que Estados Unidos procurará trabajar con otros países para “ayudarles a acceder y usar combustibles fósiles” de manera más limpia, una referencia que responde al objetivo de Estados Unidos de seguir vendiendo su gas de esquisto.

El compromiso también satisface a Vladimir Putin. Sobre el clima “la presidencia alemana logró encontrar un compromiso óptimo”, afirmó el presidente ruso, quien un poco antes había asegurado que “se desconocen” las razones del cambio climático.

Sin embargo la unidad del G20 (menos EEUU) sobre la “irreversibilidad” del acuerdo París se vio resquebrajada por el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

“Tras el paso tomado por Estados Unidos que no lo ratificó nuestra posición va en el sentido de no someterlo al parlamento”, dijo en la rueda de prensa tras la cumbre.

Erdogan justificó su amenaza por las promesas “no cumplidas” del ex presidente francés François Hollande, que aseguró en 2015, cuando se firmó el pacto, que Turquía recibiría ayudas económicas para poder cumplirlo.

La cuestión comercial fue otro de los puntos de fricción de este foro, que reúne a 20 economías industrializadas y emergentes (19 países más la Unión Europea).

Desde su llegada a la Casa Blanca, las posiciones proteccionistas de Trump rompieron el statu quo que existía hasta ahora en el G20 a favor del libre comercio.

El comunicado final refleja este delicado equilibrio entre las dos visiones. Por un lado renueva el compromiso de luchar contra el proteccionismo pero por otro incluye por primera vez una referencia a los “instrumentos legítimos de defensa comercial” .

Esta fórmula vaga permite todo tipo de interpretaciones sobre cuáles son esos “instrumentos”, que pueden ir desde simples medidas antidumping hasta políticas más complejas para proteger la industria, como las que pide Washington para su industria siderúrgica.