MercoPress, in English

Martes, 17 de octubre de 2017 - 06:03 UTC

Banco suizo confirma que JBS depositó US$ 90 millones para campañas presidenciales del PT

Martes, 6 de junio de 2017 - 15:59 UTC
El banco Suizo Julius Baer recibió depósitos millonarios de empresarios brasileños propietarios de la mayor productora de proteínas del mundo JBS El banco Suizo Julius Baer recibió depósitos millonarios de empresarios brasileños propietarios de la mayor productora de proteínas del mundo JBS
El destino era el pago de los gastos electorales de las campañas de Lula da Silva y Dilma Rousseff, ambos del Partido de los Trabajadores. El destino era el pago de los gastos electorales de las campañas de Lula da Silva y Dilma Rousseff, ambos del Partido de los Trabajadores.

Mientras el ex presidente de Brasil Lula da Silva aseguraba que volverá a gobernar en 2018, un banco suizo reveló que propietarios de la empresa frigorífica JBS tenían una cuenta en la que habrían depositado dinero para costear ilegalmente las campañas del ex mandatario y su sucesora Dilma Rousseff.

 El banco Suizo Julius Baer recibió depósitos millonarios de empresarios brasileños propietarios de la mayor productora de proteínas del mundo JBS, cuyo destino era el pago de los gastos electorales de las campañas de Lula da Silva y Dilma Rousseff, ambos del Partido de los Trabajadores.

“Banco Suizo denuncia cuentas usadas por JBS en la campañas de Lula y Dilma”, tituló el periódico brasileño Estadao, cuyo corresponsal en Suiza escribió que “fuentes” financieras indicaron que las autoridades del banco Julius Baer sospecharon de los altos montos y de la legalidad de su origen.

En su delación premiada ante la Justicia el empresario Joseley Batista, uno de los dueños de JBS, dijo que había depositado unos 90 millones de dólares en cuentas externas destinados a Da Silva y Rousseff.

Aunque después el periódico en su versión web precisó que las autoridades financieras suizas no tienen información que permita asegurar con certeza que el dinero depositado haya sido enviado al equipo de campaña de los ex mandatarios.

De confirmarse, el líder del PT afrontaría otra demanda, que se sumaría a las otras cinco ya abiertas en su contra por supuesta corrupción, la mayoría vinculadas al fraude de Petrobras e investigadas por la operación judicial “Lava Jato”.

Lula, a pesar de las múltiples denuncias, aseguró que la izquierda volverá a gobernar el gigante sudamericano en 2018 y en el último congreso de su partido se dejó entrever que él es la única apuesta visible de la izquierda.

Su delicada situación judicial llevó al actual presidente del PT, Rui Falcao, a instar a la militancia a trabajar para “impedir que el presidente Lula sea inhabilitado. Es vital garantizarle su derecho a ser candidato”, insistió.

El PT resultó severamente dañado por las investigaciones de desvíos multimillonarios de la estatal Petrobras y fue barrido en las elecciones municipales de 2016. Muchos de sus dirigentes están en la cárcel por asuntos de corrupción.

Categorías: Política, Brasil, Internacional.