MercoPress, in English

Jueves, 21 de setiembre de 2017 - 21:21 UTC

Nave siniestrada se hundió fuera de la zona de conservación de las Falklands

Miércoles, 17 de mayo de 2017 - 15:44 UTC
El Uruguay Reefer transportaba una carga de calamares y krill refrigerados y venía haciendo agua desde hace más de una semana El Uruguay Reefer transportaba una carga de calamares y krill refrigerados y venía haciendo agua desde hace más de una semana

El carguero con capacidad frigorífica, Uruguay Reefer incapacitado desde hace una semana haciendo agua, y que estaba siendo arrastrado por un remolcador chileno finalmente se fue a pique el lunes a media noche, a unas 350 millas náuticas dirección noreste de las Islas Falklands, según fuentes de Stanley.

 De bandera panameña, bajo administración del armador Baltmed Reefers Service de Atenas, la nave desplazaba unas 10.600 toneladas y transportaba contenedores con calamar y krill, los cuales había recogido en aguas antárticas donde habría sufrido un rumbo en su casco seguramente al chocar con hielo a la deriva.

Al comenzar a hacer agua se declaró en emergencia y otros barcos del mismo armador se acercaron al Uruguay Reefer, el cual luego se decidió abandonar. Se rescataron los 42 tripulantes y la nave a la deriva comenzó a desplazarse suavemente en dirección a las Falklands, más precisamente a sus zonas de conservación.

Ante esto el gobierno de las Islas envió una patrulla de protección pesquera y exigió a los armadores que alejaran el barco siniestrado de las aguas ricas en recursos que rodean las Islas.

Al principio el Uruguay Reefer fue remolcado por otro barco de la empresa, en tanto llegaba el remolcador OTWAY de Chile que procedió con la tarea, pero la nave siniestrada seguía haciendo agua.

El desenlace por lo visto ocurrió este lunes a la media noche, yéndose el Uruguay Reefer a pique en aguas de 5.000 metros de profundidad y 350 millones millas al noreste de la Falklands. Según las primeras informaciones el remolcador chileno permanecía el martes en la zona a la espera de algún posible derrame de combustible, ya que la nave cargaba con varios cientos de toneladas de combustible pesado y liviano.

Razón principal del temor del gobierno de las Falklands, preocupado por la salud del ecosistema.