MercoPress, in English

Martes, 21 de noviembre de 2017 - 17:39 UTC

“La Carne es Débil”, estocada a la industria cárnica de Brasil: China y UE suspenden compras

Martes, 21 de marzo de 2017 - 10:55 UTC
En medio del creciente escándalo el ministro de Agricultura Blairo Maggi criticó la investigación y consideró que sus hallazgos fueron “alarmistas” En medio del creciente escándalo el ministro de Agricultura Blairo Maggi criticó la investigación y consideró que sus hallazgos fueron “alarmistas”
Una prohibición generalizada a las exportaciones de carne sería un “desastre”, agregó Maggi. “Rezo, espero, trabajo para que eso no ocurra” Una prohibición generalizada a las exportaciones de carne sería un “desastre”, agregó Maggi. “Rezo, espero, trabajo para que eso no ocurra”
La operación policial denominada “La carne es débil” podría dar un duro golpe a uno de los pocos sectores de la mayor economía de América Latina La operación policial denominada “La carne es débil” podría dar un duro golpe a uno de los pocos sectores de la mayor economía de América Latina

China y la Unión Europea frenaron el lunes las importaciones de carne desde Brasil después de que la policía, en el marco de una investigación sobre corrupción, acusó a inspectores del mayor exportador global de productos vacunos y de ave de recibir sobornos para permitir la venta de partidas podridas y contaminadas con salmonella.

 En medio de un creciente escándalo, el ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, dijo que el Gobierno suspendió las exportaciones desde 21 unidades de procesamiento de carne.

No obstante, criticó a la investigación de la Policía Federal de Brasil a las compañías de empaque de productos cárnicos y consideró que sus hallazgos fueron “alarmistas”, ya que utilizaron unos pocos incidentes aislados para manchar a toda una industria que mantiene estándares rigurosos.

Una prohibición generalizada a las exportaciones de carne de Brasil sería un “desastre”, agregó Maggi. “Rezo, espero, trabajo para que eso no ocurra”, afirmó al hablar con periodistas afuera de su oficina en Brasilia.

El escándalo derivado de la operación policial denominada “La carne es débil” podría dar un duro golpe a uno de los pocos sectores de la mayor economía de América Latina que ha prosperado durante una recesión de dos años.

La policía nombró el viernes a BRF SA, JBS SA y a decenas de otras empresas más pequeñas en una investigación de dos años sobre cómo las empacadoras de carne presuntamente pagaron a inspectores para que pasaran por alto prácticas que incluyen el procesamiento de carne podrida y el envío de exportaciones con trazas de salmonella.

Las acciones de JBS, el mayor exportador mundial de carne de res, cayeron casi un 2,2% el lunes y las de BRF, el principal exportador de productos avícolas, cerraron con una leve alza de un 0,75%.

El presidente de Brasil, Michel Temer, buscó restar gravedad a la investigación y dijo que involucra sólo a 21 de las más de 4.800 procesadoras de carne de Brasil. No obstante, el líder de la asociación gremial ABPA, Francisco Turra, dijo a periodistas que el caso puso a toda la industria en peligro y “destruyó” la imagen de calidad de sus productos.

China, que el año pasado compró cerca de un tercio de los 13.900 millones de dólares en exportaciones de carne de Brasil, suspendió la importación de productos cárnicos como “medida de precaución”.

La Unión Europea detuvo las importaciones de cuatro plantas de procesamiento de carne de Brasil, dijo la ABPA, citando al Ministerio de Agricultura brasileño.

El Ministerio de Agricultura de Corea del Sur dijo en un comunicado que endurecerá las inspecciones de carne de pollo importada desde Brasil y que prohibirá temporalmente las ventas de productos avícolas de BRF. Chile anunció también una suspensión temporal de las importaciones de carne bovina brasileña.