MercoPress, in English

Martes, 17 de octubre de 2017 - 11:13 UTC

Diferentes casos de gripe aviar detectados en Asia mientras recrudecen condiciones invernales

Sábado, 31 de diciembre de 2016 - 06:53 UTC
China ha sacrificado más de 170.000 aves en cuatro provincias desde octubre y ha cerrado ciertos mercados avícolas después de que aves y personas estuvieran infectadas por la gripe aviar. China ha sacrificado más de 170.000 aves en cuatro provincias desde octubre y ha cerrado ciertos mercados avícolas después de que aves y personas estuvieran infectadas por la gripe aviar.

Hong Kong confirmó un nuevo caso humano de gripe aviar H7N9, mientras que el virus de la gripe aviar H5 ha sido detectado en dos gatos que murieron en la ciudad surcoreana de Pocheon, se informó el viernes.

 El último brote de gripe aviar que afectó a China ocurrió en 2013 y costó la vida a 36 personas, mientras que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Asuntos Rurales de Corea del Sur está llevando a cabo pruebas para verificar si se trata de la misma cepa altamente contagiosa H5N6 que ha llevado al sacrificio de más de 25 millones de aves en el país hasta ahora este invierno.

El paciente chino fue hospitalizado el martes y permanece en condición estable. Quienes estaban en estrecho contacto fueron puestos bajo vigilancia médica, pero ninguno ha reportado síntomas de la enfermedad. El paciente, de 70 años, viajó a Shenzhen y Zhongshan a principios de diciembre.

Las autoridades no han determinado la fuente de la enfermedad, pero han señalado que el hombre pasó por los puestos de venta de aves de corral vivas, mientras que en Zhongshan otro anciano de Hong Kong, que había comprado previamente un pollo en un mercado de la provincia de Guangdong, murió el domingo por causa de la gripe H7N9, aproximadamente una semana después de haber dado positivo el test del virus mortal.

El ministerio de Corea del Sur detectó la cepa H5 en los restos de los gatos encontrados muertos al principio de la semana y es la primera vez que Seúl ha localizado la gripe aviar en mamíferos desde febrero de 2015, cuando el virus fue hallado en un perro. Las autoridades dijeron que quienes han estado en contacto con los gatos no han mostrado signos de infección hasta el momento. Sin embargo, debido a que el período de incubación del virus en humanos es de 10 días, la situación sigue siendo monitoreada, según la agencia de noticias Yonhap.

Un total de 16 casos ha sido reportado en China. El Ministerio de Agricultura de China dijo a la agencia de noticias Reuters el viernes que los recientes brotes de gripe aviar han sido manejados de manera “oportuna y eficaz sin propagarse”.

China ha sacrificado más de 170.000 aves en cuatro provincias desde octubre y ha cerrado ciertos mercados avícolas después de que aves y personas estuvieran infectadas por la gripe aviar. China es el segundo mayor consumidor de aves del mundo. Las naciones vecinas, incluyendo Corea del Sur y Japón, también han sacrificado a cientos de miles de aves después de los ataques de la gripe aviar en los últimos meses.

En Corea del Sur, la cepa H5N6 fue detectada por primera vez el 16 de noviembre en las heces de aves migratorias en Haenam. El incidente marca el primer brote de gripe aviar en el país desde abril, cuando 12.000 aves de corral fueron sacrificadas. El mayor brote de gripe aviar en los últimos años en el país se produjo en 2014 y llevó a la eliminación de 14 millones de aves, lo que resultó en pérdidas significativas para el sector.

Hacia finales de 2015, Corea del Sur tenía 155 millones de pollos y 8,7 millones de patos. La transmisión de H5N6 a seres humanos es muy rara, con sólo unos pocos casos detectados en China.