MercoPress, in English

Miércoles, 28 de junio de 2017 - 17:34 UTC

Mediación del Papa y Unasur para superar la crisis política en Venezuela

Martes, 25 de octubre de 2016 - 12:56 UTC
El acercamiento se dio el mismo día en que Maduro realizó una visita no anunciada al Vaticano para reunirse con el Papa El acercamiento se dio el mismo día en que Maduro realizó una visita no anunciada al Vaticano para reunirse con el Papa
“Son momentos muy tensos para el país, muy rudos”, dijo el secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba. “Son momentos muy tensos para el país, muy rudos”, dijo el secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba.
Monseñor Emil Paul Tscherrig, nuncio de Buenos Aires, será el mediador de las conversaciones designado por el Papa Monseñor Emil Paul Tscherrig, nuncio de Buenos Aires, será el mediador de las conversaciones designado por el Papa

El gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición iniciaron el lunes un diálogo con miras a superar la aguda crisis política que atraviesa Venezuela, días después de que se suspendiera un referendo para remover al mandatario.

 Con el auspicio del Vaticano, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de tres ex presidentes, las partes se reunieron por la mañana y convinieron en que el 30 de octubre se llevará a cabo el primer encuentro en la isla de Margarita.

“Son momentos muy tensos para el país, muy rudos”, dijo el secretario ejecutivo de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba. “En medio de una situación como esta, es un bálsamo para todos los venezolanos la presencia del enviado personal del Papa Francisco”.

El monseñor Emil Paul Tscherrig, nuncio de Buenos Aires, será el mediador de las conversaciones que también cuentan con el aval del ex mandatario español José Luis Rodríguez Zapatero, el dominicano Leonel Fernández y el panameño Martín Torrijos.

El acercamiento se dio el mismo día en que Maduro realizó una visita no anunciada al Vaticano para reunirse con el Papa, quien le instó a aliviar el sufrimiento de sus ciudadanos resolviendo la crisis por la que atraviesa el país.

La semana pasada, el Consejo Nacional Electoral (CNE) pospuso hasta nuevo aviso el plebiscito contra Maduro, prácticamente eliminando la posibilidad de que se celebre antes de la fecha clave del 10 de enero del 2017.

De realizarse el referéndum luego de esa fecha, no es necesario celebrar nuevas elecciones y sería el vicepresidente quien concluiría el mandato de Maduro, asegurando la permanencia del chavismo en el poder hasta el 2019.

Por eso, la oposición asegura que el CNE ha dilatado adrede la consulta popular. Tras ello, la oposición denunció la ruptura del orden constitucional en el país, llamó a una multitudinaria protesta para el miércoles e inició un debate en el Parlamento con miras a iniciar un juicio político a Maduro.

Torrealba se comprometió a que las marchas e llevarían a cabo en paz y saludó el inicio de las conversaciones, que la oposición había condicionado a la realización del plebiscito. “Diálogo no puede seguir significando una estrategia del gobierno para ganar tiempo (...) es un espacio de lucha para construir un país mejor para todos”, destacó.

Venezuela atraviesa una de las peores crisis de los últimos tiempos con la inflación más alta del mundo, recesión económica, constantes fallas en los servicios públicos y escasez que obliga a miles de personas a realizar largas filas en búsqueda de bienes básicos, medicinas y repuestos.

La crisis ha golpeado la popularidad de Maduro, heredero político del fallecido Hugo Chávez, al punto que una reciente encuesta de la firma Datanálisis sostiene que hasta un 71,8% de los entrevistados votaría por revocar su mandato.