MercoPress, in English

Viernes, 14 de diciembre de 2018 - 09:31 UTC

Falklands debate sobre falta de mano de obra, mantenimiento de rutas e inmigración

Jueves, 14 de mayo de 2015 - 01:20 UTC
La ruta principal de las Falklands une la capital Stanley con el aeropuerto internacional de MPA distante unas cuarenta millas La ruta principal de las Falklands une la capital Stanley con el aeropuerto internacional de MPA distante unas cuarenta millas
Para MLA Short es un tema polémico pues la red de caminos de las Islas es extensa y los recursos finitos, “y habrá que hacer elección en donde invertirlos”. Para MLA Short es un tema polémico pues la red de caminos de las Islas es extensa y los recursos finitos, “y habrá que hacer elección en donde invertirlos”.
 “Carecemos de mano de obra para los trabajos y esto se reduce al tema recurrente de importar mano de obra y condiciones de inmigración”, admite Andrea Clausen “Carecemos de mano de obra para los trabajos y esto se reduce al tema recurrente de importar mano de obra y condiciones de inmigración”, admite Andrea Clausen

La falta de mano de obra para atender la demanda laboral en las Falkland Islands es un desafío y aún más para el Departamento de Obras Públicas responsable por el mantenimiento de las cuarenta millas de la carretera principal de las Islas, casi una yugular, que conecta la capital Stanley con el aeropuerto internacional de Mount Pleasant .

 “Si bien existen algunas etapas a cubrir antes de poder contratar gente de ultramar, y donde acomodarlos, el tema necesita de acciones rápidas” dijo el legislador electo de las Falklands MLA Gavin Short en una entrevista con el semanario de las Islas, Penguin News.

Aunque se ha estado haciendo algún mantenimiento en algunos tramos muy deteriorados y en otros se ha colocado una capa de asfalto, MLA Short admite que es un tema polémico pues la red de caminos y calles de las Islas es extensa y los recursos finitos, “y habrá que hacer elección en donde invertirlos”.

Short agregó que globalmente se sabe que el mantenimiento que se hace “es el posible y que las cuadrillas se esmeran en su trabajo para asegurarse que la ruta a MPA resulte transitable”, empero “hay gente que con criterio afirma que el estado es peor que en otros años y que el deterioro ha llegado mucho más temprano este invierno”.

En efecto, varios usuarios comerciales de la ruta, particularmente para el transporte de pasajeros y carga (entre el aeropuerto y Stanley) se quejan que la condición de la ruta es mala, “quizá no peor que en otros años, pero al ser tan temprano en meses de invierno tendremos que afrontar más adelante una situación aún más difícil y por mucho más tiempo”.

Andrea Clausen que tiene una empresa de transporte se lamenta que prácticamente todos los años se plantea el mismo debate, y si bien “tengo entendido están los equipos, carecemos de la mano de obra para los trabajos y esto se reduce al tema recurrente de importar mano de obra y condiciones de inmigración”.

Por su parte el gerente de Goose Green, (un establecimiento pecuario alejado unos kilómetros de MPA), Keith Alazia también se queja afirmando que la cuenta de repuestos para vehículos operando en esa ruta nunca ha sido tan alta, y “eso se debe exclusivamente al estado de la ruta”.

Alazia dijo que no necesariamente coincidía en que la ruta tendría que ser totalmente pavimentada, pues “con un mantenimiento sostenido y regular” sería suficiente, pero también sabía que el gobierno estaba limitado en materia de recursos. Agregó que el tramo considerado en mejores condiciones, desde el aeropuerto hasta Darwin, también se estaba deteriorando y admitió que el transporte en camiones hasta New Haven para conectar al transbordador que une las dos islas principales de las Falklands se estaba tornando en un problema.

MLA Short dijo que un relevamiento de emergencia sobre el tema estaba previsto entre las inversiones del próximo año fiscal y “nos tendría que proporcionar el número mágico de cuanto nos costaría recuperar la ruta”.

Pero también advirtió que mucho dudaba que sus compañeros del Legislativo estuvieran dispuestos a invertir entre £40 a £60 millones (de libras) aunque fuera en dos etapas, “ya que no están los fondos excedentes para encarar esa propuesta”.

“Mucho me sospecho que no van a estar muy entusiasmados en hacer un 'asalto' a las reservas de las Falklands hasta tanto estemos seguros del ingreso de fondos por el petróleo, ya que al momento muchos dependemos de esas reservas. No quiero ser el dueño de una carretera impecable y brillosa en tanto nos vemos obligados a recortar servicios, inversiones, o hasta considerar un aumento de los impuestos para asegurarnos el buen funcionamiento del aparato de gobierno de las Falklands”

Empero MLA Short insistió en que a su manera de ver ”podríamos haber abordado el problema (a largo plazo), aunque fuere haciendo unos pocos kilómetros por año”. (PN).