MercoPress, in English

Viernes, 14 de diciembre de 2018 - 09:41 UTC

Chile implementa plan para combatir contaminación por combustión de leña

Lunes, 29 de setiembre de 2014 - 23:22 UTC
Disminuir las concentraciones de material 'particulado' y una matriz energética más limpia que genere menos emisiones es el objetivo dijo el ministro Badenier Disminuir las concentraciones de material 'particulado' y una matriz energética más limpia que genere menos emisiones es el objetivo dijo el ministro Badenier

Los ministros chilenos de Medio Ambiente, Pablo Badenier, y de Salud Pública, Jaime Burrows, presentaron una evaluación de las alertas sanitarias implementadas este año en las principales ciudades de la zona centro sur de Chile para disminuir las concentraciones de material en partículas finas proveniente principalmente de la combustión de leña para calefacción, así como de la gestión de episodios críticos en la Región Metropolitana.

 “Este tipo de medidas nos permiten disminuir las concentraciones de material 'particulado' y avanzar hacia una matriz energética más limpia que genere menos emisiones, y que obviamente genere menos impacto en la salud de las personas”, afirmó el ministro Badenier.

Chile tiene una muy alta incidencia y morbilidad de EPOC, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, resultado de la calefacción de hogares con estufas a leña y en un medio ambiente que limita la dispersión de partículas finas.

La buena evaluación de esta medida, explicó el titular del Medio Ambiente, lleva a que se esté analizando repetir su implementación durante el próximo invierno, en las zonas que hoy no cuentan con planes de descontaminación para material particulado fino.

“Nuestro análisis es que es una experiencia exitosa —insistió—, y en virtud de que en determinadas zonas no va a haber planes de descontaminación en 2015, creemos que es una buena medida ante la ausencia de estos”, dijo.

Por su parte, el ministro (s) de Salud, Jaime Burrows, destacó que la implementación de estas alertas sanitarias permite el reforzamiento de la red de salud para enfrentar los efectos de las altas concentraciones de material particulado.

“Coincidentemente, en aquellas zonas que están saturadas es donde hay más problemas durante el invierno. Hubo una alerta sanitaria que nos permitió una mayor compra de insumos y movilización de personal en el Gran Concepción, y probablemente, de acuerdo a los análisis nosotros tomemos, el próximo año adoptaremos mayores medidas con respecto a las otras zonas saturadas”, afirmó Burrows.

Durante el período 2014, y con el objetivo de contar con un plan de mitigación de episodios de críticos de contaminación atmosférica por material particulado fino (MP2,5), se implementó un plan de contingencia ambiental entre el Ministerio de Salud y el Ministerio del Medio Ambiente, quienes en virtud de sus competencias, establecieron una excepción sanitaria en zonas geográficas del país donde no existe un Plan de Prevención y/o Descontaminación vigente para MP2,5 y por tanto un de Plan de Gestión de Episodios Críticos.

Entre el 1 de abril y el 25 de septiembre, para la zona comprendida entre Rancagua y Osorno, se observó que el promedio anual de concentración de MP2,5 disminuyó en promedio un 13%. Se observa en Santiago un aumento del orden del 9% y un alza de 27% en la región de Aysén.

Respecto del número de días sobre norma, se observa para el periodo 2014 que Santiago presenta una leve aumento (3%), mientras que entre las zonas de Rancagua y Talca se observa en promedio una disminución del 12% de respecto al 2013.

En la zona sur, las ciudades mostraron —en general— un mejoramiento en la calidad del aire para el periodo del 1 de abril al 25 de septiembre, con la excepción de Coyhaique.

Esto pese a que, según los reportes de la Dirección Meteorológica de Chile, el aumento de la frecuencia del paso de masas de aire frío en la zona sur de Chile se tradujo en un incremento del número de días con mala ventilación desde la región Metropolitana hasta la región de Aysén.

Categorías: Medio ambiente, Chile.