MercoPress, in English

Lunes, 19 de noviembre de 2018 - 09:24 UTC

Menos pobreza en América Latina, pero persiste nivel de desigualdad

Jueves, 3 de julio de 2014 - 09:47 UTC
Mejor educación, aumento de la productividad y mayor flexibilidad del mercado laboral son imprescindibles dijo Ríos de la CAF Mejor educación, aumento de la productividad y mayor flexibilidad del mercado laboral son imprescindibles dijo Ríos de la CAF

América Latina sigue siendo la región con mayor desigualdad social del mundo pero la pobreza ha caído “drásticamente” y también las desigualdades van equilibrándose gracias al aumento de los ingresos por el trabajo y a que muchos trabajadores ha pasado de “la informalidad a la formalidad”.

Así lo aseguró Germán Ríos, director de Asuntos Estratégicos de la Corporación Andina de Fomento que actúa como banco de desarrollo para América Latina (CAF), quien ha resaltado que para eliminar las desigualdades en la zona hay que dar herramientas a los asalariados para que puedan obtener mayores ingresos. Ello pasa por una mejor educación; el aumento de la productividad; y una mayor flexibilidad del mercado laboral.

Ríos intervino en la jornada ‘España-América Latina, evolución y perspectivas ¿Un largo y cálido verano?, organizado por el CAF, cuyo director para Europa, Guillermo Fernández de Soto, destacó que aunque tras muchos años de un crecimiento económico importante, la economía latinoamericana ha empezado a desacelerarse, su crecimiento sigue siendo importante.

Al respecto, resaltó que el reto es “seguir creciendo con equidad” y “distribuir mejor la riqueza”, dijo Fernández de Soto, quien subrayó que se requiere de “mucho liderazgo” ya que los retos a los que se enfrenta Latinoamérica, y también la Unión Europea y España “son grandes”.

Sobre América Latina, Ríos destacó en su intervención que la región solventó la crisis con un leve decrecimiento del 1,5% y después ha regresado a la senda de estabilización con un pronóstico de crecimiento medio para el conjunto de 31 países de un 3% en el periodo 2014/2016.

Los impactos más negativos llegan de la caída del ritmo de crecimiento en la economía china y el cambio de política monetaria en Estados Unidos. Sin embargo no tiene problemas de deuda externa, y aunque la situación fiscal de la región se ha deteriorado, todavía hay espacio para implantar políticas fiscales y monetarias.

Otras fortalezas de la zona son la existencia de tipos de cambio más flexibles que en Europa lo que le ha permitido responder al anuncio de la FED de retirar los estímulos; un sistema bancario “sólido”; y el haber acometido reformas económicas estructurales “importantes”.

También ha hecho más fuerte a la región la creciente entrada de capitales y el cambio en la composición de los flujos de capital, lo que compensa el déficit por cuenta corriente. Todo ello hace que América Latina sea actualmente mucho más resistente, lo que significa que se puede recuperar de las adversidades con mayor facilidad.