MercoPress, in English

Viernes, 22 de junio de 2018 - 17:22 UTC

Mercosur se alinea en apoyo a Argentina en litigio con fondos especulativos

Lunes, 23 de junio de 2014 - 11:59 UTC
Los cinco países apoyaron solución “que no comprometa su desarrollo y el bienestar de su pueblo, en consonancia con sus políticas de desarrollo nacional” Los cinco países apoyaron solución “que no comprometa su desarrollo y el bienestar de su pueblo, en consonancia con sus políticas de desarrollo nacional”

Los gobiernos de los países socios de Argentina en el Mercosur respaldan al gobierno de la presidenta Cristina Fernández en su litigio con fondos especulativos por la deuda en default, informó este sábado un comunicado de la Cancillería argentina.

 Según el texto los gobiernos del Mercosur “expresan su solidaridad y apoyo a la República Argentina en la búsqueda de una solución que no comprometa su desarrollo y el bienestar de su pueblo, en consonancia con sus políticas de desarrollo nacional”.

Los gobiernos del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela) también “manifiestan su más absoluto rechazo a la actitud de dichos fondos, cuyo accionar obstaculiza el logro de acuerdos definitivos entre deudores y acreedores y pone en riesgo la estabilidad financiera de los países”.

Argentina debe negociar contrarreloj una salida que le evite caer en default luego de que quedara en firme un fallo del juez de Nueva York Thomas Griesa que la obliga a pagar 1.330 millones de dólares a fondos especulativos que rechazaron los canjes de 2005 y 2010 aceptados por casi el 93% de los acreedores con quitas de casi 70% sobre los adeudos.

La presidenta Cristina Fernández anunció el viernes que su gobierno buscará negociar con los fondos, pero pidió a Griesa condiciones justas y equitativas.

Argentina está urgido por hallar una salida antes del 30 de junio, fecha en la que debe pagar 900 millones de dólares por la deuda reestructurada, pero el fallo establece un pago en simultáneo a los fondos que litigaron, que representan el 1% de los acreedores, mientras el 7% aún sigue pendiente de acuerdo.